Detenidos los padres de los niños hallados muertos en Godella

La madre fue detenida el jueves por la noche tras revelar el lugar donde se encontraban los cadáveres • Los progenitores pasarán previsiblemente hoy a disposición judicial

84
Dos agentes de la Guardia Civil trabajan en el lugar donde de la muerte de los dos niños de Godella.
Dos agentes de la Guardia Civil trabajan en el lugar donde de la muerte de los dos niños de Godella. / efe
Publicidad

El padre de los dos niños desaparecidos en Godella (Valencia) que fueron encontrados sin vida en la tarde del jueves fue también detenido. La madre ya había sido arrestada ayer tras revelar a los agentes el lugar donde se encontraban los cadáveres.

Según confirmaron fuentes de la investigación, el hombre, que durante la jornada de ayer permanecía investigado ya tiene la condición de detenido. Previsiblemente, ambos progenitores pasarán hoy a disposición judicial.

Los cuerpos de los menores, un niño de tres años y medio y una niña de cinco meses, fueron encontrados en la tarde del jueves enterrados de forma separada muy cerca de la casa donde vivían con sus padres en dos espacios distintos, uno a unos 75 metros y el otro a aproximadamente 150 metros. La madre fue arrestada, aunque ni ella ni el padre confesaron la autoría de los hechos.

gritos en la casa

Los menores habían sido vistos por última vez el miércoles por una amiga de la familia que les llevó comida. El operativo de búsqueda se inició al recibir en la mañana del jueves al menos dos llamadas que alertaban de que se habían oído gritos en la casa que ‘okupaba’ esta pareja en el término municipal de Godella, próximo a Rocafort.

La Guardia Civil y la Policía Local comprobaron que el padre estaba en la casa, pero no la madre. Algunos testimonios indicaban que había salido corriendo desnuda, hasta que fue encontrada a mediodía escondida en un bidón, con arañazos “propios de haber corrido, sin más”. Además, ante las preguntas sobre los menores, las respuestas del padre habrían sido “incoherentes”.

En atención a los medios, el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Fulgencio, explicó el jueves por la noche que, aunque en un primer momento la madre no mostraba una actitud de colaboración con la Guardia Civil y realizaba manifestaciones confusas como que sus hijos “tenían que resucitar”, los agentes pudieron convencerla finalmente de la conveniencia de que revelara dónde se encontraban los cuerpos.

La investigación sigue abierta a la espera de realizar las autopsias y las pruebas forenses para el esclarecimiento del trágico suceso.

El dispositivo estuvo formado por 110 efectivos con participación de Guardia Civil, Policía Nacional y Local, voluntarios de Protección Civil y bomberos con perros de búsqueda especializados en hallar personas vivas y fallecidas.