Los adolescentes extorsionaron a la menor, de 14 años, para que les enviara vídeos eróticos que colgaron en internet.
Los adolescentes extorsionaron a la menor, de 14 años, para que les enviara vídeos eróticos que colgaron en internet. / EFE
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional de Fuenlabrada, en la provincia de Madrid detuvieron ayer jueves a dos menores de edad de 15 y 17 años como presuntos autores de un delito de abuso sexual sobre otra menor de 14 años, al obligarla a mantener relaciones sexuales con ellos dos.

Según informó la Jefatura Superior de Policía, los dos menores extorsionadores menores amenazaron a la chica menor de edad con publicar en redes sociales unas fotografías comprometedoras suyas que habían conseguido, una práctica de la que en los últimos tiempos están apareciendo bastantes casos y que ya ha sido bautizada por expertos y la sociedad como ‘sextorsión’.

Según las fuentes policiales consultadas, los detenidos habrían contactado con la victima de esta ‘sextorsión’ a través de redes sociales y, tras un tiempo de conversación con la menor, habían logrado ganarse su confianza, momento en el cual la víctima accedió a enviarles fotografías de ella misma de “alto contenido erótico”.

Amenaza de difusión

Una vez que los autores contaron en sus manos con dicho material fotográfico, lo utilizaron para extorsionar a la víctima, “amenazándola con difundir dichas fotografías si no accedía a mantener relaciones sexuales con ellos”, según explicaron las mismas fuentes.

Durante el tiempo que duró la extorsión con fines sexuales, los autores llegaron incluso a exigir dinero a la joven.

La víctima accedió a entregarles dinero a sus extorsionadores y a mantener relaciones sexuales con los muchachos, si bien eso no evitó lo que ella trataba de impedir y finalmente los ya detenidos hicieron circular los vídeos de contenido erótico que ella les había mandado previamente, en la red de internet.

Fue en ese momento cuando la menor de 14 años decidió contarle todo lo que le estaba sucediendo su madre.

La progenitora actuó inmediatamente y, precisamente, fue la denuncia de la madre la que puso en alerta a los investigadores de la Comisaría de Fuenlabrada, que pudieron identificar, detuvieron y pusieron a disposición de la Fiscalía de Menores de Madrid a los chicos, que también son menores de edad, y cuentan 15 y 17 años.

FuenteEuropa Press
Compartir