Infografía de Europa Press con datos del Ministerio de Educación
Infografía de Europa Press con datos del Ministerio de Educación
Publicidad

La Policía Nacional detuvo a un total de 15 menores de entre 14 y 16 años acusados de acosar a dos hermanos (de 13 y 15 años) en el instituto madrileño de Villaverde en el que estudiaban, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

Agentes de Villaverde fueron quienes detuvieron a los menores el pasado mes de diciembre cuando el padre de los hermanos oyó gritos en el portal de su vivienda y alertó a la Policía de que estaban agrediendo a sus hijos, que hasta ese momento no habían denunciado ninguna agresión.

Los detenidos fueron puestos posteriormente a disposición de la Fiscalía de Menores acusados de un presunto delito de acoso escolar —bullying—.

Los agredidos llevaban un mes y medio sin acudir al instituto, adelantó ‘El Mundo’. Los presuntos acosadores grababan con sus móviles y difundían en diversas redes sociales las humillaciones y vejaciones a las que sometían a ambos hermanos.

Disminuir el acoso

Ante estos hechos, fuentes de la Consejería de Educación indicaron que se va a abrir una información reservada por parte de la Inspección Educativa para determinar lo ocurrido en torno a este asunto ya que dicha Consejería “no tenía constancia de nada de lo que se está contando”.

Desde el Gobierno regional continúan “trabajando para seguir disminuyendo los casos de acoso escolar en los centros educativos”. Según los últimos datos de los que disponen, esta legislatura se ha reducido un 38 por ciento los casos de acoso registrados en las aulas.

Cuando se detecta un caso en los centros educativos, el equipo directivo del colegio abre un protocolo de acoso escolar y da traslado a la Inspección Educativa, además de comunicar a la Consejería de Educación a través de la Dirección de Área Territorial.

En esta línea, recordaron que en 2016 se aprobó un plan de choque con muchas medidas concretas en las que se está trabajando, como la creación de una unidad especializada contra el acoso escolar que atiende a los centros, la puesta en marcha de un test online para los alumnos que mide el clima de convivencia y los posibles casos de acoso o una nueva Guía contra el Acoso escolar para los centros.

Los primeros indicios recabados sobre el supuesto caso de vejaciones a dos hermanos de un instituto de Madrid apuntan a que no ocurrieron dentro de las instalaciones del centro, las víctimas de esas presuntas humillaciones no acudieron al mismo cuando tuvieron lugar los acontecimientos y casi todos los detenidos no eran alumnos ni compañeros de clase —sólo dos iban al mismo centro—.

Desconocimiento

Según fuentes de la Consejería de Educación, se ha abierto una investigación tras tener conocimiento de los hechos un expediente de información reservada para conocer las circunstancias que han rodeado a este hecho.

No obstante, todo hace indicar según las primeras indagaciones realizadas por la Inspección Educativa que los supuestos hechos no ocurrieron dentro de las instalaciones del centro. Aparte, la Dirección del Instituto asegura desconocer estos acontecimientos y por tanto se ha abierto el protocolo contra el acoso escolar.

Las mismas fuentes detallaron que las supuestas víctimas no acudían al centro escolar en el momento de los hechos porque uno de ellos había sido expulsado como medida disciplinaria y otro tenía una “larga trayectoria” de falta de asistencia a las clases, “todas” justificadas pertinentemente por la familia.

“De los agresores detenidos, la inmensa mayoría no eran alumnos del centro” y que estas pesquisas iniciales hacen indicar que podría no tratarse de un caso de acoso escolar, si bien será la investigación la que concluya ese aspecto y aún sigue abierta.