Un agente de la Policía Nacional fuera de servicio fue el encargado de dar la voz de alarma y socorrer a la víctima
Un agente de la Policía Nacional fuera de servicio fue el encargado de dar la voz de alarma y socorrer a la víctima / EFE
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Gandía a un hombre como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar, tras observar un policía libre de servicio cómo arrastraba, empujaba y golpeaba a una mujer por el arcén de la carretera, mientras esta trataba de zafarse.

La víctima, de 41 años de edad, fue trasladada a un centro médico para ser asistida, ya que se quejaba de un fuerte dolor en el brazo, según informaron en la jornada de ayer fuentes de la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana.

Los hechos ocurrieron sobre la medianoche del sábado en la avenida de la Vall de Albaida de Gandía, donde el agente vio, cuando circulaba con su coche, a un hombre que arrastraba, empujaba y golpeaba a una mujer por el arcén de una carretera, mientras la víctima trataba de zafarse, por lo que detuvo rápidamente su coche y tras identificarse como policía lo retuvo hasta la llegada de una patrulla.

Sin antecedentes

Posteriormente, los agentes averiguaron que momentos antes la mujer había salido de un local y que su pareja, con la que lleva un tiempo de relación, había comenzado a insultarla y golpearla e incluso tirarla al suelo en varias ocasiones.

De esta forma, los policías detuvieron al sospechoso, un hombre de 47 años y nacionalidad boliviana, como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

El detenido, sin antecedentes policiales, pasó a disposición del juez, que ha dictado una orden de prohibición de aproximarse a la víctima a menos de 200 metros, así como de comunicarse por cualquier medio.

De otra parte, un hombre, cuya identidad no ha trascendido, fue detenido por la Guardia Civil en el municipio murciano de Las Torres de Cotillas por abusar presuntamente de una niña de 5 años, hija de su compañera sentimental, según confirmó ayer el delegado del Gobierno en Murcia, Francisco Jiménez.

Según fuentes cercanas a la investigación, el acusado aprovechaba los momentos en los que se quedaba a solas con la niña para cometer los abusos.

El delegado del Gobierno informó do del arresto de este hombre y de su posterior puesta a disposición de la Justicia. “Esto es una lacra social” dijo el delegado antes de insistir en que este tipo de conductas son una prioridad para las administraciones.