Detenidas cuatro personas por la muerte del concejal de IU de Llanes

La Guardia Civil baraja el móvil sentimental • Tres de los implicados han sido arrestados en sus domicilios en Vizcaya y un cuarto en Suiza, que está a la espera de extradición

83
Uno de los detenidos por la muerte de Javier Ardines, concejal de IU, tras el registro de su domicilio en Bilbao.
E.p. / madrid/gijón La Guardia Civil detuvo a tres varones en Vizcaya pidió a Suiza la extradición de un cuarto arrestado por la muerte el 16 de agosto de 2018 de Francisco Javier Ardines González, concejal del municipio asturiano de Llanes. Fuentes de la investigación desligan el crimen de motivaciones políticas y lo relacionan con cuestiones sentimentales. Según estas fuentes, el concejal mantenía una relación sentimental con una vecina de Amorebieta (Vizcaya), municipio situado a unos 200 kilómetros de Llanes. La investigación, en la que participaron agentes de la Unidad Central Operativa (UCO), sitúa al marido de esta vecina y a otro ciudadano español como los autores intelectuales del crimen, para lo que utilizaron a dos argelinos. La Guardia Civil informó ayer de que se identificaron a cuatro personas en relación con este suceso, “tras medio año de complejas investigaciones”. cuatro detenidos El supuesto inductor del asesinato y los otros dos detenidos en Bizkaia por su presunta participación en el crimen, fueron trasladados a dependencias de la Guardia Civil tras haber procedido a los registros de sus domicilios en Amorebieta, Erandio y Bilbao, donde fueron detenidos. Efectivos del instituto armado iniciaron el operativo a las seis de la mañana de ayer para detener a los cuatro varones que estarían involucrados en los hechos. Las diligencias se encuentran bajo secreto de sumario. Tres de los cuatro detenidos, dos españoles y dos argelinos, fueron arrestados en sus viviendas de Bilbao, y las localidades vizcaínas de Amorebieta y Erandio. Además, se pidió la extradición del cuarto supuesto implicado a Suiza, donde se encontraba en la actualidad, aunque residía en la capital vizcaína. Fuentes de la investigación consideran que la motivación del crimen fue sentimental (por una relación que el edil de IU pudiera tener con una vecina de Amorebieta) y que dos de los arrestados, los argelinos, eran sicarios pagados para cometer el crimen. El presunto inductor del crimen sería el arrestado en este municipio vizcaíno, que vive en los pisos de la calle Zubipunte. Poco antes de las 12.00 horas, la Guardia Civil terminó con el registro de la vivienda del sospechoso, que salió del piso custodiado por los agentes, a cara descubierta, pero con una capucha. Los registros de las viviendas de los otros dos detenidos en el barrio de Rekalde de Bilbao y en la calle Jado de Erandio concluyeron antes de las 10.00 horas. Además, se entró también en el domicilio de Otxarkoaga, también en Bilbao, donde residiría la persona que se encuentra en Suiza. Uno de los detenidos por la muerte de Javier Ardines, concejal de IU, tras el registro de su domicilio en Bilbao. / efe
Publicidad

La Guardia Civil detuvo a tres varones en Vizcaya pidió a Suiza la extradición de un cuarto arrestado por la muerte el 16 de agosto de 2018 de Francisco Javier Ardines González, concejal del municipio asturiano de Llanes. Fuentes de la investigación desligan el crimen de motivaciones políticas y lo relacionan con cuestiones sentimentales.

Según estas fuentes, el concejal mantenía una relación sentimental con una vecina de Amorebieta (Vizcaya), municipio situado a unos 200 kilómetros de Llanes. La investigación, en la que participaron agentes de la Unidad Central Operativa (UCO), sitúa al marido de esta vecina y a otro ciudadano español como los autores intelectuales del crimen, para lo que utilizaron a dos argelinos.

La Guardia Civil informó ayer de que se identificaron a cuatro personas en relación con este suceso, “tras medio año de complejas investigaciones”.

cuatro detenidos

El supuesto inductor del asesinato y los otros dos detenidos en Bizkaia por su presunta participación en el crimen, fueron trasladados a dependencias de la Guardia Civil tras haber procedido a los registros de sus domicilios en Amorebieta, Erandio y Bilbao, donde fueron detenidos.

Efectivos del instituto armado iniciaron el operativo a las seis de la mañana de ayer para detener a los cuatro varones que estarían involucrados en los hechos. Las diligencias se encuentran bajo secreto de sumario.

Tres de los cuatro detenidos, dos españoles y dos argelinos, fueron arrestados en sus viviendas de Bilbao, y las localidades vizcaínas de Amorebieta y Erandio. Además, se pidió la extradición del cuarto supuesto implicado a Suiza, donde se encontraba en la actualidad, aunque residía en la capital vizcaína.

Fuentes de la investigación consideran que la motivación del crimen fue sentimental (por una relación que el edil de IU pudiera tener con una vecina de Amorebieta) y que dos de los arrestados, los argelinos, eran sicarios pagados para cometer el crimen.

El presunto inductor del crimen sería el arrestado en este municipio vizcaíno, que vive en los pisos de la calle Zubipunte. Poco antes de las 12.00 horas, la Guardia Civil terminó con el registro de la vivienda del sospechoso, que salió del piso custodiado por los agentes, a cara descubierta, pero con una capucha.

Los registros de las viviendas de los otros dos detenidos en el barrio de Rekalde de Bilbao y en la calle Jado de Erandio concluyeron antes de las 10.00 horas. Además, se entró también en el domicilio de Otxarkoaga, también en Bilbao, donde residiría la persona que se encuentra en Suiza.

El asesinato de Javier Ardines González se produjo el 16 de agosto de 2018, cuando fue golpeado en la cabeza junto a su vehículo en las inmediaciones de su domicilio en el pueblo de Belmonte de Pría, localidad cercana Llanes. El único concejal de IU en el municipio asturiano fue localizado por su hija poco después de que la familia fuera alertara de su desaparición. Las detenciones se produjeron tras medio año de “complejas investigaciones”, tal como informó la Guardia Civil.