Detenida una mujer por robar 21.000 euros a su vecina enferma de alzheimer

La ahora arrestada acompañaba a la víctima a las citas médicas o le ayudaba en las compras

192
La policía descubrió que desde principios de año se venían haciendo extracciones diarias de la cuenta de la víctima.
La policía descubrió que desde principios de año se venían haciendo extracciones diarias de la cuenta de la víctima. / e.p.
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en la localidad de Elche a una mujer de 57 como presunta autora de los delitos de hurto, allanamiento de morada, apropiación indebida y robo con fuerza al haberse apropiado de más de 21.000 euros de su vecina enferma de Alzhéimer a la que ayudaba en sus quehaceres diarios.

Según relata un comunicado de la Jefatura, la ahora arrestada ayudaba a su vecina y le acompañaba a las citas al médico, las compras y las gestiones bancarias. La víctima, una mujer de avanzada edad y enferma de Alzhéimer, le pagaba una gratificación de 20 euros a la semana por esa ayuda.

Fueron las sobrinas de la víctima las que se percataron de que en la cuenta de a su tía cada vez le quedaba menos dinero, pero cuando fueron a preguntar a la denunciada, esta les indicó que su familiar “se gastaba el dinero en el bingo”, lo cual se demostró incierto.

A partir de la denuncia de los familiares las investigaciones recayeron en el Grupo II de la Policía Judicial de la Comisaría de Policía Nacional de Elche. Los agentes reconstruyeron el modo de vida de la víctima y descubrieron que desde principios de año se venían realizando en su cuenta extracciones casi diarias de entre 150 y 200 euros.

Estos abonos se realizaban en un par de cajeros de la localidad de Elche, dándose la circunstancia de que la víctima por su avanzada edad y su enfermedad no tenía los conocimientos necesarios para realizar estas operaciones en el cajero.

La perjudicada siempre realizaba sus operaciones bancarias en la ventanilla de la oficina, y sacaba una pequeña suma de dinero para los gastos semanales.

Según pudieron determinar los investigadores, fue su vecina, ahora arrestada, la que le sugirió que solicitará el número PIN de la cartilla bancaria para ahorrar tiempo en el banco. De esa manera, en varias ocasiones acompañó a la víctima con el pretexto de ayudarla a sacar dinero en el cajero y se hizo con el número PIN.

Posteriormente, y aprovechándose de la enfermedad de la víctima, la detenida realizó una copia de las llaves del domicilio de esta. Así, cuando la perjudicada no estaba en casa, su vecina accedía al domicilio para hacerse con la cartilla bancaria y realizar los reintegros en los cajeros. Tras esto, devolvía la cartilla a su lugar.

Con este modus operandi, desde comienzos de año la detenida presuntamente había sacado de la cartilla de la víctima más de 21.000 euros. De igual manera los investigadores comprobaron como la detenida había vendido en varios establecimientos de compro oro de la localidad joyas que presuntamente había sustraído a la denunciante.