La víctima fue captada en Nigeria por un hombre que simuló una relación sentimental.
La víctima fue captada en Nigeria por un hombre que simuló una relación sentimental. / EFE
Publicidad

La Policía Nacional ha desarticulado una red de delictiva que cobraba 1.500 euros por una ‘plaza’ en la que ejercer la prostitución en Playa d’en Bossa, ha detenido a cinco personas —dos de las cuales han ingresado en prisión provisional sin fianza— y ha liberado a una víctima de trata de seres humanos.

Según informó el cuerpo en un comunicado, la organización criminal exigía a las mujeres una cantidad fija a cambio de “permitirles ejercer la prostitución” en Playa d’en Bossa y, además, les exigían que se alojasen en pisos de la red donde vivían hacinadas.

Las investigaciones comenzaron el verano pasado tras la denuncia de una mujer que pretendía ejercer la prostitución de forma libre en Ibiza, quien explicó que otra mujer se “encargaba de controlar la prostitución en la calle de Playa d’en Bossa” y que exigía el cobro de 1.500 euros.

Las pesquisas de los agentes corroboraron la versión de la denunciante y se comprobó que el ejercicio de la prostitución estaba “absolutamente controlada” por dicha organización criminal, que coaccionaba a las mujeres que pretendían ofrecer servicios sexuales en Playa d’en Bossa obligándolas a pagar 1.500 euros.

Método ‘lover boy’

Además, los agentes también dieron con un domicilio regentado por un matrimonio en el que convivían más de una docena de mujeres hacinadas y coaccionadas que, además, debían pagar los gastos del domicilio en el que residían.

Dicho matrimonio tenía bajo su control a una víctima de trata de seres humanos con fines de explotación sexual que fue captada en Nigeria por el hermano de la encargada simulando una relación sentimental con ella —llamado método del ‘lover boy’— y convenció a la víctima para emprender el viaje a España.

Tras llegar a Italia y obtener la documentación, la organización informó a la víctima sobre la deuda contraída por el viaje irregular y que ascendía, según manifestaron los investigadores, a 35.000 euros, por lo que fue obligada a ejercer la prostitución.

La operación que ha desarticulado a la banda en Ibiza y Madrid se enmarca en el Plan Policial contra la Trata de Seres Humanos para su Explotación Sexual, el cual ha realizado un total de 2.356 operaciones, ha detenido más de 5.800 personas y ha identificado a 2.419 víctimas de trata.

La Policía Nacional informó en un comunicado de que, desde la puesta en marcha del plan, se han producido casi 10.000 comunicaciones a través del teléfono y correo activados para la denuncia.

Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.