De Guindos cree que la rentabilidad de los bancos puede empeorar

Asegura que la política monetaria del BCE ha sido neutral para el rendimiento financiero

47
El vicepresidente del Banco Central Europeo, (BCE), Luis de Guindos. / efe
Publicidad

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, aseguró que el impacto de la política monetaria de la entidad radicada en Fráncfort tuvo un impacto “neutral” para la rentabilidad bancaria, mientras que hace menos de una semana aseguró que los efectos de los tipos negativos habían sido positivos.

“El efecto general de nuestra política monetaria en la rentabilidad bancaria hasta ahora ha sido bastante neutral”, subrayó el banquero español en un discurso pronunciado en evento celebrado en Roma (Italia). No obstante, añadió que las consecuencias de los tipos de interés negativos en el sector bancario necesitan “ser vigiladas muy de cerca”, porque el balance de sus efectos dependerá de cuánto tiempo permanezcan los tipos en terreno negativo.

Estas declaraciones matizan lo que De Guindos defendió durante su intervención en el seminario ‘Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía’, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) la semana pasada.

Entonces, el exministro destacó que “los tipos bajos, a pesar de tener un impacto, en una visión global han tenido un impacto positivo”. Durante el discurso pronunciado este martes, el vicepresidente del instituto emisor alertó de que una rentabilidad “persistentemente baja” es una “preocupación clave” desde el punto de vista de la estabilidad financiera, ya que limita la capacidad de los bancos de construir colchones de capital para hacer frente los ‘shocks’ negativos.

En este sentido, De Guindos recetó a los bancos que, para incrementar su rentabilidad, profundicen en la digitalización, reduzcan su personal y cierren sucursales. Desde el punto de vista de los ingresos, recomendó incentivar las actividades basadas en tasas y comisiones.

Asimismo, como defendió la semana pasada en Santander, De Guindos ha vuelto a abogar por una mayor consolidación bancaria a nivel doméstico, ya que a través de fusiones y adquisiciones se pueden lograr “ahorros de costes significativos” mediante la generación de economías de escala, menos gastos administrativos, racionalización de sucursales y sinergias de ingresos.