Señal de circulación donde fue encontrada la nota de amenaza a los agentes de la Guardia Civil.
Señal de circulación donde fue encontrada la nota de amenaza a los agentes de la Guardia Civil. / Europa Press
Publicidad

La Guardia Civil detuvo en Montoro (Córdoba) a cuatro personas e investigó a otras tres, todas ellas de edades comprendidas entre los 17 y los 27 años de edad, vecinos de Adamuz y Montoro, como supuestas autoras de delitos de atentado a los agentes de la autoridad y amenazas.

La madrugada del pasado día 29 de octubre de 2017, una patrulla de la Guardia Civil del Puesto de Montoro y otra del Puesto de Adamuz que prestaban un servicio de prevención de caza furtiva en las inmediaciones de la localidad de Montoro, tuvieron que efectuar una parada obligatoria en uno de los caminos de acceso a una de las fincas de caza ubicadas en el término municipal de dicha localidad, debido a una cuerda de plástico que atravesaba toda la vía y que quedo enredada en el dispositivo de luces prioritarias del vehículo, lo que provocó que los guardias civiles tuvieran que bajarse del coche para retirar la cuerda, momento en el que escucharon un disparo cercano que no alcanzó ni a los guardias civiles ni al vehículo policial.

Posteriormente, tras reanudar la marcha, observaron el impacto de un segundo disparo delante de uno de los vehículos policiales. Ante ello, los guardias civiles, a la vez que pasaban el aviso a la Central Operativa de Servicios de la Comandancia con el fin de solicitar el refuerzo de otras patrullas, iniciaron la búsqueda del autor/es de los disparos, que resultó infructuosa debido a las condiciones de luminosidad existente a esa hora en la zona, logrando los supuestos autores darse a la fuga.

Posteriormente con luz del día, se efectuó una inspección de la zona que permitió localizar al inicio del camino una nota en una señal de circulación en la que se amenazaba a los agentes del cuerpo y a unos 200 metros de la localización de la cuerda, una segunda cuerda de las mismas características y que también atravesaba el camino, lo que vino a evidenciar que el “ataque” había sido preparado.

Las primeras investigaciones permitieron averiguar a la Guardia Civil de Palma del Río, que la mañana del día previo, una patrulla de la Guardia Civil de Montoro sorprendió a un joven cazando en la modalidad conocida como “Chifle” en la misma finca, el cual fue denunciado.

FuenteEuropa Press
Compartir