El secretario general de Cs, José Manuel Villegas (i), junto al presidente de la formación, Albert Rivera.
El secretario general de Cs, José Manuel Villegas (i), junto al presidente de la formación, Albert Rivera. / EFE
Publicidad

El Comité Ejecutivo de Ciudadanos determinó ayer, en una decisión unánime, que el partido no alcanzará un acuerdo de Gobierno ni con Pedro Sánchez ni con el PSOE tras las elecciones generales del 28 de abril porque considera que los socialistas tienen que pasar a la oposición.

Así lo comunicó en rueda de prensa el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, que cree que esos comicios estarán marcados por dos circunstancias: el “golpe de Estado” de 2017 desde la Generalitat de Cataluña y la decisión del presidente del Gobierno de “dialogar y pactar” con los partidos independentistas que “han intentado romper el país”.

Ante este escenario, “la Ejecutiva ha ratificado el criterio de que Ciudadanos no va a pactar ni con el PSOE ni con Pedro Sánchez para un futuro Gobierno de España”, declaró Villegas, que también expresó el deseo de la formación naranja de “superar el bipartidismo”.

Mayoría desbordante

“Ningún voto que vaya a Cs va a servir para que Sánchez siga como presidente del Gobierno”, subrayó. De momento, este criterio de no pactar con el PSOE se va a aplicar para las elecciones generales, mientras que para los comicios municipales y autonómicos la Ejecutiva nacional aún no ha tomado una decisión.

Sobre la posibilidad de pactar con el PSOE si, en el periodo de negociaciones, Sánchez accediera a apartarse, el dirigente naranja dijo que hoy por hoy “Sánchez es el PSOE y el PSOE es Sánchez” y que la mejor manera de que este partido cambie es “estando en la oposición”.

Según indicó, el 28 de abril los españoles tendrán que escoger entre “la continuidad del Gobierno Frankenstein” de Sánchez con el apoyo de “separatistas y populistas” y “una nueva etapa encabezada por Albert Rivera”.

Sería una etapa en la que por primera vez habría en España un presidente que no sea del PP ni del PSOE y un Gobierno que “no va a pactar con nacionalistas y separatistas”, ha destacado el dirigente de la formación naranja.

El objetivo, explicó, es crear “una mayoría alternativa” en torno a la candidatura de Rivera que “desborde las siglas del partido” y aúne a “esa mayoría de españoles centrados y moderados” que piensan que “Sánchez, Torra, Puigdemont, Rufián e Iglesias” (en alusión al PDeCAT, ERC y Podemos) “no pueden seguir determinando el futuro del país”.

El secretario general de Cs está convencido de que se puede “sumar a más gente” a esa opción “regenerada, limpia, de futuro y reformista” porque “hay muchas personas desencantadas” con el Ejecutivo socialista y también con un PP que “fue protagonista del colapso de la legislatura” el pasado mayo tras la sentencia que lo condenaba por la trama Gürtel.

En este contexto, el dirigente naranja detalló que han mantenido conversaciones con Unión, Progreso y Democracia —su eurodiputada Maite Pagazaurtundúa irá en la lista de Cs para las elecciones al Parlamento Europeo— y que también hablarán con independientes y con personas que han formado parte de otros partidos.