El secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías (c), durante su intervención en un acto del partido.
El secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías (c), durante su intervención en un acto del partido. / E.P.
Publicidad

El secretario de Organización de Ciudadanos, Fran Hervías, subrayó ayer que la “línea roja” de Cs en Andalucía de cara a formar Gobierno en esta comunidad es un frente constitucionalista en Andalucía. “No contemplamos que entren en el gobierno partidos extremistas”, aseveró.

Hervías, en declaraciones a los medios en un acto de partido en Alicante, habló en estos términos sobre las negociaciones entre los partidos andaluces para formar gobierno en la Junta tras las elecciones del 2 de diciembre.

“Hemos dejado claro que queremos un frente constitucionalista, y esa es nuestra línea roja”, subrayó. Mientras tanto, señaló que “siguen las conversaciones con el PP para que se produzca ese cambio que necesita Andalucía, y hemos tendido la mano al PSOE para que pueda apoyar un gobierno liderado por Ciudadanos”.

De esta forma, el dirigente naranja llamó a la “responsabilidad” de los socialistas para que “no permita que los extremos de uno y otro lado acaben liderando un gobierno en Andalucía”.

Los datos avalan

En este contexto, Hervías resaltó el papel de la formación naranja en el proceso de conformación del ejecutivo andaluz como “el partido que más ha crecido, con casi el triple de escaños, de 9 a 21, frente a la pérdida de la mitad de apoyos del bipartidismo”.

Estos datos avalan, a su juicio, que “los andaluces han demostrado que quieren un cambio y quien lo tiene que liderar es Ciudadanos”. “Lo importante es que, después de más de 37 años, se consiga que el PSOE deje de tener las instituciones secuestradas”, sentenció Hervías.

El presidente de la formación, Albert Rivera, pidió el viernes a la presidenta de la Junta en funciones y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, que “no bloquee” el cambio político en Andalucía. De manera que los socialistas se abstengan ante el acuerdo de gobierno que alcancen PP-A y Ciudadanos. Sobre el candidato del PP-A a la presidencia de la Junta, Juanma Moreno, Rivera avisó de la posibilidad de que acabara “declarando en los juzgados” por casos como el de Bárcenas.

En cualquier caso, Rivera defendió la negociación que Cs está desarrollando con el PP-A para posibilitar el cambio político en Andalucía tras más de 37 años de gobiernos del PSOE-A.

De hecho, tras ser preguntado sobre si ve otra opción de gobierno que no pase por un gobierno con el PP-A, manifestó que viendo el cambio que han pedido los andaluces en las urnas y la aritmética parlamentaria, no se le ocurre ningún otro modelo “mejor que ese”, es decir el acuerdo con PP-A.

En esa línea, indicó que ambos partidos ya han tenido acuerdos en otras comunidades y han ejecutado políticas como la bajada de impuestos o medidas de regeneración, así como la Ley de Autónomos en el Congreso.

Respecto al hecho de que Susana Díaz no descarte presentarse a la investidura, dijo que “una cosa fundamental en la vida es asumir la realidad”. “Creo que todavía o no la ha asumido o la ha asumido pero hace como que no”, subrayó.