Sesión de control al Gobierno, ayer en el Congreso de los diputados.
Sesión de control al Gobierno, ayer en el Congreso de los diputados. / EFE
Publicidad

La Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados rechazó ayer, con los votos de PSOE y PP y la abstención de Ciudadanos, pedir al Gobierno que suspenda la venta de armas a Arabia Saudí. A cambio, abogó por reforzar los controles del material exportado a otros países para garantizar que no se utiliza vulnerando los derechos humanos ni la legislación internacional.

Los diputados socialistas y populares unieron así sus votos para rechazar diversas iniciativas de PDeCAT, ERC, Unidos Podemos y Compromís que pedían paralizar las relaciones comerciales en materia de armamento con Arabia Saudí por su implicación en la guerra de Yemen y tras la muerte del periodista Yamal Khashoggi en el consulado de Estambul.

El diputado del PSOE Antonio Gutiérrez Limones pidió “prudencia y esperar a conocer los hechos” antes de tomar decisiones unilaterales, como hizo Alemania anunciando la paralización de las ventas a la monarquía del Golfo Pérsico. “España es un país que cumple con sus compromisos internacionales, las decisiones que se tomen tendrán que ser colectivas en el seno de la Unión Europea”, defendió.

Además, recordó las consecuencias que esta decisión podría tener en el contrato de compra de cinco fragatas a Navantia por importe de 1.800 millones de euros y preguntó a PDeCAT, ERC y Compromís si su postura sería la misma si el astillero estuviera ubicado en Cataluña o la Comunidad Valenciana en vez de en Cádiz.

Asesinato de Khashoggi

Gutiérrez Limones aseguró que tanto el Gobierno como el Grupos Socialista están “consternados” por el asesinato del periodista saudí y han hecho un llamamiento para que el crimen sea investigado y los responsables juzgados.
Sin embargo, apuntó que “los tiempos mediáticos no son los mismos que los judiciales o de investigación” e insistió en la necesidad de tener “prudencia”, recordando que Naciones Unidas no planteó un embargo a la venta de armas a Arabia Saudí. “Pido más coherencia y responsabilidad”, reiteró.

También la diputada del PP María José García-Pelayo lamentó la muerte de Khashoggi, que calificó de “auténtico mazazo”, y pidió el esclarecimiento del crimen y la condena de sus culpables. En este punto, aseguró que para su partido es “una prioridad absoluta” el respeto a la legalidad internacional y los derechos humanos en todos los puntos del mundo. Y como ejemplo recordó que, estando en el Gobierno, el PP denegó la exportación de material de defensa a países como Malí, Egipto, Ucrania o Venezuela.

En el caso de Arabia Saudí, pidió tener “extrema responsabilidad” y defendió la necesidad de hacer un seguimiento del material para comprobar el compromiso adquirido de que no será usado en la guerra de Yemen.