Vista del Pleno del Congreso de los Diputados celebrado en la jornada de ayer.
Vista del Pleno del Congreso de los Diputados celebrado en la jornada de ayer. / EFE
Publicidad

El Pleno del Congreso convalidó ayer con la abstención del PP, Ciudadanos, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias, el decreto-ley aprobado por el Gobierno el pasado 24 de agosto y que da cobertura jurídica a la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, para la que todavía no hay fecha.

Como estaba previsto, el decreto fue apoyado por PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCAT, Compromís, EH Bildu, Coalición Canaria y Nueva Canarias, pero se registraron además, dos votos en contra: los de los diputados del Partido Popular Jesús Posada, expresidente del Congreso, y el catalán José Ignacio Llorens, que explicaron que se equivocaron al apretar el botón.

Además, antes de la votación se produjo otra anécdota, pues Isabel Borrego, la miembro de la dirección del Grupo Popular encargada de recordar a sus compañeros qué deben votar en cada iniciativa —se marca levantando uno, dos o tres dedos de la mano— se equivocó inicialmente al indicar un voto negativo, lo que provocó un murmullo e incluso risas en el hemiciclo. Borrego pudo rectificar a tiempo.

Mayoría absoluta

Al final el decreto-ley fue convalidado por la mayoría absoluta de la Cámara —176 votos a favor—, frente a 165 abstenciones, más los dos ‘noes’ erróneos de la bancada ‘popular’. El texto fue defendido por la vicepresidenta del Gobierno socialista, Carmen Calvo, y el presidente, Pedro Sánchez, no acudió al debate ni a la votación.

El texto se tramitará como proyecto de ley dado que el Gobierno se había comprometido con varios grupos de la oposición a hacerlo así para que puedan realizar sus aportaciones a la reforma de la Ley de Memoria Histórica de 2007 que en definitiva supone este texto.

Además se hará por el procedimiento de urgencia, lo que implica reducir los plazos a la mitad.
En concreto, el decreto añade un tercer apartado al artículo 16 de la Ley de Memoria para dejar claro que “en el Valle de los Caídos sólo podrán yacer los restos mortales de personas fallecidas a consecuencia de la guerra civil española, como lugar de conmemoración, recuerdo y homenaje a las víctimas de la contienda”.

Los partidos de la oposición que apoyaron la convalidación aprovecharon el debate para adelantar las cuestiones que plantearán como enmiendas durante su tramitación en el Congreso.