El Congreso alcanza un acuerdo para crear un Estatuto del Artista

Los grupos celebran el consenso logrado que necesitará de la modificación de tres leyes

45
28 01
El informe final se ha concebido como una agenda legislativa de igualación de derechos. / europa press
Publicidad

La Comisión de Cultura del Congreso presentó ayer el informe en el que se recogen sus propuestas y recomendaciones para elaborar un nuevo Estatuto del Artista. Entre los 78 puntos que recoge el documento consensuado se plantea la necesidad de modificar hasta tres leyes, la de IRPF, de Autónomos y de Enjuiciamiento Civil, con el objetivo de llevar la Cultura española “al siglo XXI”.

Este informe, se centra en los tres principales problemas que los representantes de la cultura trasladaron a la comisión: Fiscalidad; protección laboral y Seguridad Social; y compatibilidad de entre prestaciones por jubilación e ingresos por derechos de autor.

Tal y como explicaron los miembros del órgano del Congreso, el informe se ha concebido como una agenda legislativa de igualación de derechos, en la que, además de las normas antes mencionadas, habría que tocar algunos reales decretos. Algunas de estas propuestas, según eplicaron, llegan a tocar textos que afectan directamente a todos los trabajadores, aunque, el decreto más nombrado en el documento es el regula la relación especial de los artistas en espectáculos públicos.

La presidenta de la Comisión de Cultura, la diputada de Ciudadanos, Marta Rivera de la Cruz, destacó que las exigencias de este informe, con el que deberá trabajar después el Gobierno, es “media-alta”. Según indicó el portavoz de Cultura de Unidos Podemos, Eduardo Maura, plantea varios escenarios para cada una de las problemáticas, algunas veces con soluciones “anchas” y otras “más estrechas”.

Como ejemplo, en materia de fiscalidad, el documento plantea dos alternativas para mejorar la situación de los artistas y sus “rendimientos irregulares”. En una primera opción recomienda la promediación de ingresos basado en medias móviles de los rendimientos netos del trabajo o de la actividad económica declarados en los últimos 3 o 4 años (como en Reino Unido, Dinamarca o Bulgaria), mientras que también plantea la posibilidad de que se limite la progresividad de la tarifa cuando, por la natural y específica condición de la vida profesional, pueda estimarse que esta queda reducida a períodos más cortos que los comunes al resto de los contribuyentes.

IVA DEL 10%

En este último caso reconoce el propio texto que está “menos ajustado a la realidad de la media de ingresos obtenidos a lo largo de un período de referencia”.

También en materia de fiscalidad, la comisión propone que toda la cadena de valor de la actividad artística pase de tributar del tipo general (21%) al reducido (10%) y adaptar la ley que regula el IRPF para que los artistas y creadores se puedan acoger a la exención del 30% que contempla la norma para este tipo de ingresos y que, debido a la actual redacción, les queda vedada.

Del mismo modo, se especifican los gastos que los profesionales deberían poder deducirse en sus rendimientos del trabajo, siempre contemplando máximos anuales y condicionantes. Estos gastos son los de formación; gastos de instrumentos y herramientas de trabajo; y gastos de honorarios y comisiones percibidas por representantes artísticos, agentes y demás intermediarios.

En lo que respecta a las deducciones en los rendimientos de actividad económica, el texto advierte del gran número de litigios que se producen entre contribuyentes y Agencia Tributaria al respecto. Para reducir estos casos, proponen introducir en la norma del IRPF criterios objetivos sobre los gastos fiscalmente deducibles (aplicables a todos los contribuyentes) y nuevas reglas sobre adquisición y mantenimiento de vehículos; gastos por promoción y relaciones públicas; o gastos en transporte público entre lugar de residencia y de trabajo; entre otros.

El informe también aborda la protección laboral de los profesionales de la cultura y su relación con la Seguridad Social. La subcomisión apuesta por ampliar y adaptar los mecanismos de cobertura social a la nueva realidad productiva del sector, así como la consideración de relación laboral de carácter especial contemplada en el Estatuto de los Trabajadores.

También se llama a solucionar la compatibilidad de prestaciones públicas con ingresos por derechos de propiedad intelectual y actividades creativas. El objetivo, según ha explicado el portavoz de Ciudadanos en la comisión, Félix Álvarez, es que no se pierda el capital intelectual que aportan creadores y artistas, particularmente en su etapa de madurez, cuando la experiencia acumulada puede favorecer la producción de obras o actuaciones más completas.

Por ello, el informe asegura que “no debería obligarse a este colectivo a tener que escoger entre perder el cobro de sus prestaciones públicas o seguir en activo”.

FuenteEuropa Press
Compartir