Publicidad

La facturación del comercio electrónico en España durante el segundo trimestre del pasado año aumentó un 23,4% respecto al mismo periodo de 2016, hasta alcanzar una cifra de negocio total superior a 7.300 millones de euros, según los datos recogidos por el portal de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Una gran parte de este crecimiento se explica por el incremento del 14,4% de las ventas procedentes de las agencias de viajes y operadores turísticos, por el avance de casi el 12% de las aerolíneas y por el aumento del 5,4% de las ventas ‘online’ de ropa. El número total de transacciones recogidas durante los meses comprendidos entre abril y junio fue de 118 millones, lo que supone un avance del 27,4% en relación al mismo periodo de 2016. Los productos más demandados fueron los discos, libros, periódicos y papelería.

Pese a que el 55,8% de los ingresos correspondieron a comercios asentados en España, la diferencia entre lo que se compra desde el extranjero a páginas españolas y lo que se compra desde España al extranjero arrojó un déficit de cerca de 2.000 millones de euros.
Concretamente, el volumen de compras realizadas desde España a páginas foráneas ascendió a 3.244,7 millones de euros, mientras que los extranjeros compraron a España por valor de 1.276,3 millones de euros.

El 70% de estas compras provinieron de la Unión Europea, seguida por el 7,1% que se compró desde Estados Unidos. Por otro lado, hasta el 92,4% de las transacciones realizadas por los españoles a páginas internacionales se concentró en Europa, siendo de tan solo el 2,8% las compras realizadas a Estados Unidos en este caso.

Los artículos más importados correspondieron al sector aéreo, que copó casi el 13% de las ventas, seguidos de las prendas de vestir, con un 6,6% de cuota de mercado, y las agencias de viajes y operadores turísticos, que concentraron el 6,4% del volumen total procedente del extranjero.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir