La directora Clara Martínez-Lázaro (2i), junto a algunos de los actores que componen su nueva película.
La directora Clara Martínez-Lázaro (2i), junto a algunos de los actores que componen su nueva película. / efe
Publicidad

La directora Clara Martínez-Lázaro lleva hoy a los cines ‘Hacerse mayor y otros problemas’, una comedia en la que aborda el “vértigo” que aparece en la crisis de los 30 con la madurez y las obligaciones de “tomar las riendas de la vida”. Martínez-Lázaro, que recientemente presentó esta cinta en el Festival de Málaga, señaló en declaraciones a los medios que esta película plantea la posibilidad de que algunas personas no estén dispuestas a “seguir las normas sociales y culturales”.

“¿Son bichos raros?”, se pregunta la directora de esta película, protagonizada por Silvia Alonso, Bárbara Goenaga, Vito Sanz, María Esteve y Francesco Carril y que cuenta además con la colaboración especial de Javivi, Verónica Forqué, Usun Yoon y Antonio Resines.

Emma (Alonso) es una treintañera sin pareja ni una situación laboral estable que se dedica a escribir cuentos para niños en el tiempo que le dejan sus trabajos precarios. Un día, su mejor amiga, Lola (Goenaga) le anuncia que se ha quedado embarazada y le pide que sea la madrina de su primer hijo.

La maternidad es un tema “omnipresente” en esta película porque, en palabras de Martínez-Lázaro, es un “tema crucial” del que se está empezando a “hablar con naturalidad” y del que ya se exteriorizan algunas opiniones.

“Sin ánimo de convertirse en un manifiesto”, ‘Hacerse mayor y otros problemas’ plantea “un escenario contemporáneo” en el que existen “unas normas sociales de comportamiento” y se espera que todos las sigan. “Entra en contradicción lo que uno quiere con lo que los demás esperan que hagas con tu vida”, dijo.

Además, el personaje protagonista vive una situación de precariedad, reflejo de la “sociedad actual” y que en palabras de la cineasta tiene “consecuencias”, porque afectará a “muchas personas a la hora de decidir si quieren casarse, divorciarse, tener hijos o si pueden mantenerlos”.

La cineasta reconoce que se trata de una película “femenina”, pero no cree que llegue solo a mujeres, porque la decisión de tener descendencia “también les afecta a ellos”, ni tampoco a una rango de edad concreto. “Los mayores de 50 años van a comprenderla muy bien porque han pasado por esto”, dijo ante los medios de comunicación la cineasta.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir