CiU logra el apoyo de ERC a cambio de celebrar el referéndum en 2014

El partido de Oriol Junqueras no estará en el ‘Govern’, pero promete un acuerdo «fuerte» que servirá exclusivamente para dar estabilidad al Ejecutivo catalán en el día a día.

2

El presidente de la Generalidad Catalana en funciones, Artur Mas, y el líder de ERC, Oriol Junqueras, han rubricado este miércoles el pacto de gobernabilidad por el cual Cataluña celebrará una consulta de autodeterminación en 2014, que sólo podría ser prorrogable si lo deciden ambas partes.

En la sala del Parlament, con una bandera catalana y una europea, Mas y Junqueras han firmado las páginas del acuerdo sobre las 13.15 horas horas y se han felicitado estrechándose las manos, con el aplauso unánime de los presentes.

Al acto han acudido los diputados y los principales dirigentes de la federación y de los republicanos, que han secundado así el acuerdo alcanzado entre ambas partes.

En el Congreso. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que el acuerdo de gobernabilidad alcanzado por nacionalistas e independentistas en Cataluña genera «inestabilidad» y ha avisado de que el punto fuerte de ese pacto, la consulta de autodeterminación apalabrada para 2014, «no es legal» y el Ejecutivo dispone de «muchos mecanismos» para frenarla.

La misma opinión ha trasmitido la portavoz del Grupo Socialista del Congreso, Soraya Rodríguez, que considera que el acuerdo de gobernabilidad alcanzado por CiU y ERC en Cataluña no es un buen pacto pues «busca una salida personal» para sus protagonistas pero no ofrece la estabilidad necesaria.

Se desveló el misterio. Tras varias jornadas de rumores, negativas, confirmaciones y amagos de pacto, ayer ERC y CiU confirmaron su acuerdo de gobernabilidad «estable y fuerte» para la Generalitat. Como punto clave de la alianza aparece, sin duda, el referéndum independentista que ambas formaciones sellaron realizar en 2014, pese a los avisos del Ejecutivo central, que ya ha advertido de que llevarán la consulta al Tribunal Constitucional por alejarse de la Carta Magna.

Y es que el impulso a la quimera secesionista impregna el espíritu de los cinco puntos del acuerdo entre el partido nacionalista católico y la coalición independentista republicana. De hecho, el primer apartado obliga al futuro Gabinete de Artur Mas a realizar una Declaración de Soberanía del Pueblo de Cataluña en el primer pleno de la próxima legislatura. Esa idea se desarrolla en los otros puntos hasta culminar en el referéndum que, según el documento, se deberá celebrar durante 2014, «a no ser que las dos partes acordasen por la razones que fueran oportunas una prórroga de este plazo», según explicó el líder de ERC, Oriol Junqueras tras anunciar el pacto.

También se comprometen a abrir un proceso de negociación y diálogo con el Estado y formalizarle en el primer semestre del año que viene la solicitud de la consulta, así como a la creación del Consejo Catalán para la Transición Nacional, integrado por personalidades de prestigio y representativas, como órgano para impulsarlo.

«Hay un acuerdo de estabilidad para el Govern. Será un Ejecutivo estable y fuerte, que es lo que necesita Cataluña en estos momentos», sentenció el republicano, que explicó, además, que solo quedan por definir algunos flecos menores que esperan resolver hoy.

No obstante, los independentistas ya anunciaron desde un primer momento su rechazo a entrar a formar parte del Gabinete, por lo que el acuerdo servirá exclusivamente para dar estabilidad parlamentaria al Gobierno de CiU en el Parlament, donde, con 50 diputados, está lejos de la mayoría absoluta y necesita a los 21 parlamentarios de ERC para sacar adelante los trámites del día a día.

De hecho, el líder de ERC apuntó que «hay un acuerdo marco en el ámbito presupuestario», aunque matizó que el paquete global de medidas económicas se tendrá que seguir negociando a lo largo de las próximas semanas antes de la aprobación de las cuentas catalanas de 2013.

La investidura, el viernes. El debate para la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat para la X legislatura empezará mañana en el Parlament y se prolongará hasta el viernes, por lo que finalmente no se agotará el plazo previsto hasta el 3 de enero.

El pleno arrancará con el discurso del candidato a la Presidencia de la Generalitat, Artur Mas, que dispondrá del tiempo que quiera, tras lo que se realizará un receso antes de que empiecen las intervenciones del resto de grupos. La previsión es que mañana también intervengan el líder de ERC, Oriol Junqueras, y del PSC, Pere Navarro.

A lo largo del debate, el candidato de CiU podrá replicar las veces que quiera, y una vez finalizados los discursos, se celebrará una votación en la que, con el voto favorable de ERC y el rechazo del resto de grupos, se confirmará la investidura de Mas.