Cincuenta inmigrantes acceden a Melilla en un salto masivo a la valla

Seis guardias civiles resultan heridos tras el intento de dos centenares de subsaharianos de acceder a territorio español usando garfios y piedras como arma arrojadiza contra los agentes

18

Medio centenar de inmigrantes consiguieron acceder a la ciudad autónoma de Melilla tras un salto masivo a la valla fronteriza protagonizado por alrededor de 200 personas de origen subsahariano, dos de los cuales fueron evacuados en ambulancia, mientras seis guardias civiles resultaron heridos.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Melilla informaron de que este intento de entrada irregular se ha producido sobre las 7.00 horas por la zona norte de Melilla, entre los Pinos de Rostrogordo y el Río Nano, y lo protagonizó “un grupo organizado” de inmigrantes que han utilizado garfios, además de piedras y otros objetos como arma arrojadiza contra los agentes.

Los inmigrantes fueron detectados en su intento de aproximación al perímetro fronterizo, por lo que la Guardia Civil activó su dispositivo antiintrusión, en el que participaron agentes del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) y el helicóptero de la Guardia Civil, además de tres patrullas de la Policía Nacional y dos de la Policía Local.

También se produjo un rápido despliegue de agentes en el lado marroquí, que ha interceptado a unos 70 inmigrantes, mientras que el dispositivo consiguió detener a otras 25 personas entre el vallado, que han sido devueltos a Marruecos, informaron fuentes del dispositivo.

Sin embargo, pese al despliegue policial y la alerta temprana de este intento de entrada, los inmigrantes se dispersaron en un radio de acción superior al kilómetro y medio, que permitió que unos 50 de los 200 que intentaron saltar la valla consiguieran su propósito de acceder de manera irregular a Melilla y se dirigieran corriendo al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

La Delegación del Gobierno informaron de que, como consecuencia de este salto, seis agentes resultaron heridos, siendo dados de alta después.

Además, dos subsaharianos fueron evacuados en ambulancia, uno con una fractura abierta de tibia y peroné y el otro con diversas contusiones.

Balances

Se trata del intento de entrada más numeroso que registra el perímetro fronterizo de Melilla desde el 21 de octubre de 2018, cuando 209 inmigrantes lograron entrar a Melilla por la misma zona que hoy, por los Pinos de Rostrogordo, de los cuales uno falleció y otros 55 fueron expulsados posteriormente a Marruecos mediante la aplicación del acuerdo de readmisión.

El número de inmigrantes que entró ayer es similar al que se produjo el 12 de mayo de este año, cuando 52 personas consiguieron acceder a Melilla en un salto a la valla fronteriza protagonizado por alrededor de un centenar de subsaharianos.

El medio centenar de ayer se suma a los 2.498 que han accedido de manera irregular a Melilla en los primeros seis meses del año, según el último balance provisional facilitado por Interior, de los cuales 2.397 entraron por vía terrestre y 101 por mar.

Con esta entrada, el centro temporal ha elevado su ocupación a 1.150 acogidos, con lo cual supera su capacidad máxima, que en la actualidad ronda el millar de plazas tras las obras de ampliación que se llevaron a cabo en 2016.