La presidenta de la Comunidad de Madrid ante los medios.
La presidenta de la Comunidad de Madrid ante los medios. / efe
Publicidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se ratificó en todas las explicaciones que ha dado sobre el máster que “cursó” y “aprobó” en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y afirmó que no va a dimitir porque no ha cometido “ninguna “ilegalidad”. “He dicho la verdad, no he mentido absolutamente en nada”, ha manifestado, para subrayar que es una “buena noticia” que este asunto esté en la Fiscalía y “se llegue hasta el final”.

Así se pronunció en una comparecencia ante la prensa minutos antes de que arrancase la convención nacional del PP en Sevilla, apenas dos horas después de que el rector de la URJC, Javier Ramos, haya dicho que no se puede confirmar que la defensa del Trabajo Fin de Máster (TFM) haya tenido lugar ni que la memoria de ese trabajo haya sido remitida. También señaló que no consta el acta pese a que el archivo es obligatorio.

Cifuentes aseguró, sobre las versiones que está contando la Universidad, que “pertenecen al ámbito de gestión interna” de la misma y son “cuestiones ajenas a cualquier alumno”. “Es la universidad la que lo tiene que aclarar. Como alumna me corresponde probar que me matriculé, cursé las asignaturas y aprobé ese trabajo de fin de máster”, declaró.

Cifuentes arrancó la comparecencia asegurando que se ratifica “punto por punto” en “todas” sus declaraciones, tanto las realizadas en su comparecencia ante la Asamblea de Madrid como ante la prensa. “Y lo que quiero decir es que me ratificó en todo lo que he dicho porque yo he dicho la verdad, no he mentido absolutamente en nada”, proclamó.

En este sentido, subrayó que cursó esos estudios entre 2011 y 2012, pagó su matrícula, cursó las asignaturas, las aprobó y presentó el TFM. Según destacó, eso queda acreditado en un “documento oficial” que solicitó a la universidad y que ésta le remitió firmado. “Por tanto, es un documento oficial que acredita que cursé y terminé mi máster de postgrado”, abundó.

Por todo ello, Cifuentes indicó que las declaraciones que se están realizando estos días sobre su máster corresponden “exclusivamente” al ámbito de gestión y de administración interna de la propia Universidad Rey Juan Carlos. “Son todas ellas cuestiones ajenas por completo a cualquier alumno”, apostilló, para añadir que es la propia universidad la que tiene que aclararlo.

Confianza

En cualquier caso, la presidenta madrileña expresó su confianza en la Universidad Rey Juan Carlos y en la justicia, que va a investigar el caso. “Que sean los tribunales los que determinen las responsabilidades. Además del daño a la universidad hay otra perjudicada, que soy yo”, exclamó, para añadir que está siendo sometida a una situación política de una “dureza extrema” desde el punto de vista personal.

Por todo ello, dijo que si hay una persona interesada en que se llegue hasta el final es ella y agregó que por la “gran confianza” que tiene en los tribunales, deben ser ellos los que “decidan” si ha habido irregularidades y un posible delito, determinando “las responsabilidades que haya que determinar” en su caso. “Me reitero en todas y cada una de las explicaciones que he dado hasta el momento porque he dicho la verdad y desde luego no he cometido absolutamente ninguna ilegalidad y esto lo mantengo ante ustedes, en sede judicial y donde sea necesario”, aseveró, para solicitar después a los medios que respeten a su persona ante el “acoso mediático” al que se está viendo sometida en los últimos días.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir