Cientos de personas apoyan a la mujer agredida por retirar lazos

La concentración, convocada por Ciudadanos en el Parque de la Ciutadella, se salda con un cámara de Telemadrid atacado entre gritos contra TV3 “por no condenar la violencia”

35
Centenares de personas se concentraron para condenar la agresión a la mujer que retiró lazos en la Ciutadella.
Centenares de personas se concentraron para condenar la agresión a la mujer que retiró lazos en la Ciutadella. / EFE
Publicidad

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, acudió ayer a la multitudinaria concentración convocada ante el Parque de la Ciutadella de Barcelona y justificó la protesta por las “mofas” que aseguró recibió la agredida el pasado fin de semana en la zona cuando quitaba lazos amarillos.

En declaraciones junto a la líder de la formación naranja en Cataluña, Inés Arrimadas, aseguró que la violencia no se justifica en democracia y que “lamentablemente la fractura social que ha provocado el proceso separatista tiene consecuencias”.

Por ello, pidió al presidente de la Generalitat, Quim Torra, “que rectifique, que acate la Constitución y el Estatut y que retire los símbolos políticos partidistas del espacio público”, en referencia a los lazos amarillos.

También Arrimadas lamentó que se haya puesto en duda el motivo de la agresión y señaló directamente a “la televisión pública catalana”, a quien acusó de hacerlo. “Como eso se ha producido, nos vemos en la necesidad de decir que toda la violencia es condenable, no sólo cuando la recibe una persona de una determinada ideología”, y acusó a la Generalitat de romper la convivencia en Cataluña.

Así, instó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a que “deje de atacar a Ciudadanos para pedir cuentas al Govern de Torra”, y lamentó que el líder socialista llegara a La Moncloa con el apoyo de grupos independentistas.

“Necesitamos que el Gobierno de España actúe, nos proteja, ante un Govern de la Generalitat que está absolutamente fuera de la legalidad, del sentido común y que está rompiendo de una manera clara la convivencia”, añadió.

En el parque de la Ciutadella se vivieron momentos de tensión entre un grupo de participantes y periodistas que cubrían la movilización. Un grupo exigió a diversos periodistas que no les graben y también profirió gritos contra TV3. Este grupo y un cámara se enzarzaron, y este periodista, que les dijo que trabajaba para Telemadrid, tuvo que ser apartado de la zona.