Cien inmigrantes saltan la malla antitrepa

1

Un total de 102 inmigrantes subsaharianos penetraron ayer en territorio español, tras saltar la malla antitrepa de la valla de Melilla y presentarse en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes.

Otros 35 inmigrantes procedentes de suelo marroquí permanecieron hasta ocho horas encaramados a lo lato de la valla, hasta que depusieron su actitud y se entregaron a la Guardia Civil que los devolvieron a Marruecos.

El centenar de inmigrantes que logró saltar la valla por la zona de Barrio Chino fue atendido en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), salvo uno de ellos tuvo que ser trasladado en ambulancia al Hospital al presentar una fractura abierta de tibia y peroné para ser operado.

Las fuerzas auxiliares de Marruecos intentaron frenar al numeroso grupo de inmigrantes, pero al tratarse de una zona poblada vieron su labor dificultada por las barreras arquitectónicas.

El dispositivo desplegado por la Guardia Civil, compuesto por unidades de su Comandancia en Melilla y reforzado con los módulos de la ARS destinados a la ciudad para el refuerzo fronterizo, con ayuda de las Fuerzas Auxiliares Marroquíes consiguió que no entrara la totalidad del grupo.

Los efectivos de las unidades de la Comandancia en la ciudad de Melilla y reforzado con los módulos de la ARS destinados a la ciudad colocaron escalares para convencer a los subsaharianos que descendieran de la alambrada y desistieran de su actitud, para así volver al interior de Marruecos, y después de ocho horas de la avalancha, los 40 que permanecían en lo alto terminaron por aceptar esta petición.