Publicidad

El responsable de la comandancia de la Guardia Civil de A Coruña, el coronel Francisco Javier Jambrina, defiende el papel de la Benemérita en el caso Diana Quer y alega que no se detuvo antes a José Enrique Abuín, ‘el Chicle’, antes porque había riesgo de que no se consiguiese una condena firme por falta de pruebas.

Así se expresó ayer en una entrevista radiofónica, en la que Jambrina afirmó que “de no frustrarse” el intento de rapto de una joven en Boiro (A Coruña), “podría haber ocurrido” un caso parecido al de Diana Quer, pero que, en el caso de que se detuviese a ‘el Chicle’ de forma precipitada, “también” podría haber pasado un suceso similar.

De esta forma, reconoció que se corrió “un riesgo” al no haber detenido antes a ‘el Chicle’, pero también apunta que el peligro sería “mayor” en el caso de que José Enrique Abuín no fuese condenado y quedase en libertad.

“Cuando ya ha pasado por el juez y el juez ha dicho que no hay motivos para procesarlo no podemos estar detrás como sí que estábamos esporádicamente para hacerle sentir que estaba siendo objeto de vigilancia y que seguía en el punto de mira”, señaló Jambrina.

Otros casos

En esta línea, también confirmó que la Guardia Civil investiga otros posibles casos similares en los que ‘el Chicle’ podría estar vinculado, un extremo que, por el momento, es descartado por el coronel.

“De momento lo vemos improbable porque ya de un examen preliminar no nos aparece nadie con este perfil, teniendo en cuenta que las víctimas que buscaba eran chicas muy jóvenes”, apuntó el guardia civil.

Jambrina puso como ejemplo el caso de la supuesta agresión sexual que ‘el Chicle’ cometió contra su cuñada cuando ésta tenía 17 años y el ataque en Boiro a una joven de 20 años.

Así, cree que estos antecedentes marcan que Abuín buscaría un perfil “de gente muy joven” y que no existen la zona casos abiertos que encajen en estas características. “No lo hay, pero en todo caso se están revisando todos los casos”, añadió.

La Benemérita ofreció esta semana una rueda de prensa en la que dio detalles de como se desarrolló la investigación. En ella, el Instituto Armado contó que situaron a ‘el Chicle’ como principal sospechoso desde el mes de noviembre de 2016.

Asimismo, la Guardia Civil dio un ‘tirón de orejas’ a los medios de comunicación ya que, según sus palabras, una filtración de la prensa fue la culpable de que se precipitara la detención de Abuín.