Cataluña bajará un 15 por ciento la jornada laboral de 6.800 interinos

La medida, que también reduce el sueldo de los trabajadores, entrará en vigor el 1 de abril y se prolongará durante los dos próximos años. No afectará a bomberos ni técnicos penitenciarios

La Generalitat de Cataluña aplicará una reducción del 15 por ciento de jornada y sueldo a unos 6.800 interinos a partir del 1 de abril y durante los próximos dos años, según explicaron ayer los portavoces de los sindicatos de la mesa general de la función pública, después de reunirse con representantes de la Consejería de Gobernación.

El Gobierno de Artur Mas prevé aprobar el próximo martes en el Consell Executiu un plan de empleo para racionalizar la organización del personal de la administración pública, que incluye esta reducción de horarios a este sector, que afectará mayoritariamente al colectivo de administrativos y subalternos de los centros educativos, que suman entre 3.500 y 4.000 personas, según concretó la portavoz de CCOO, Montse Ros.

De la medida quedan excluidos el personal interino de bomberos, agentes rurales, auxiliares técnicos y técnicos especializados de servicios penitenciarios y los titulares superiores de veterinaria en los mataderos.

Los sindicatos lamentaron la falta de voluntad negociadora de la Generalitat, ya que, según aseguraron, recibieron esta propuesta la noche del pasado jueves y solo cuentan hasta el lunes por la tarde para volver a reunirse con los representantes de Gobernación.

«¿Alguien cree que se puede negociar un plan de empleo entre el viernes por la mañana y el lunes por la tarde? Esto es teatro», lamentó Ros.

Asimismo, advirtieron de que el proyecto tiene los mismos objetivos que la reforma laboral: devaluar el sueldo de los empleados públicos y romper la negociación colectiva, por lo que hicieron un llamamiento a esos trabajadores a secundar la huelga general del próximo 29 de marzo.

El plan de empleo afectará a unos 45.000 funcionarios e interinos y prevé que la Generalitat pueda aplicar de forma unilateral medidas de reorganización de tareas y funciones, así como la reordenación de jornada y horarios, modificaciones de los puestos de trabajo, redistribución de efectivos, cambios de adscripción de puestos de trabajo y reasignación de efectivos. También reducir en un 30 por ciento el número de puestos de trabajo de jefes de servicio y similares que cuentan con una jornada de dedicación especial -trabajan hasta 40 horas semanales con el suplemento salarial equivalente-.

Según los sindicatos, el Govern prevé tener elaborado un diagnóstico de la situación de la función pública en octubre, pero las medidas que contempla el plan se podrán llevar a cabo antes del estudio.

FuenteEUROPA PRESS 
Compartir