Los últimos datos muestran que la tasa de ocupación a tiempo parcial lleva ya cinco años sin registrar crecimiento.
Los últimos datos muestran que la tasa de ocupación a tiempo parcial lleva ya cinco años sin registrar crecimiento. / e.p.
Publicidad

Cerca de 2,9 millones de ocupados (2.894.800) tenían en 2018 un contrato a tiempo parcial, cifra un 3,2% superior a la de 2017 y la más alta en diez años, según un informe de Randstad. No obstante, la tasa de ocupación a tiempo parcial se mantuvo estable en 2018 en el 14,8%, debido a que, aunque hay más personas trabajando a tiempo parcial que en 2017, también ha aumentado la base sobre la que se calcula este indicador al haberse generado más empleo.

La tasa de ocupación a tiempo parcial lleva ya cinco años sin registrar crecimiento alguno. Alcanzó mínimos en 2008, con una tasa del 12,3%, y a partir de entonces creció durante seis años consecutivos, hasta situarse en el 16,1% en 2013 y 2014, para después volver a bajar y estabilizarse en el 14,8% en 2017 y 2018.

“El empleo a tiempo parcial suele ser un indicador positivo de la dinamización del mercado laboral. Por ejemplo, en el caso de Europa, los países que cuentan con mayores tasas de ocupados a tiempo parcial son aquellos con las menores tasas de desempleo. De este modo, la contratación a tiempo parcial puede funcionar como una oportunidad para crear nuevos puestos de trabajo y reducir los índices de paro”, destacó en el informe Luis Pérez, el director de Relaciones Institucionales de la empresa Randstad.

En concreto, todos los países europeos que registran las tasas de empleados a tiempo parcial más elevadas (superiores al 25%) cuentan con tasas de paro inferiores al 6%. Es el caso de Países Bajos, el país europeo que registra la mayor tasa de empleados a tiempo parcial (49,8%), la tasa de desempleo es del 4,9%.

Austria, Alemania y Dinamarca muestran un comportamiento similar, con tasas de parcialidad superiores al 25% y tasas de paro por debajo del 6%.

En el lado contrario, con las tasas de ocupación a tiempo parcial más bajas, se encuentran países como Croacia (4,8%), Portugal (8,9%), Grecia (9,7%) y España (14,8%), todos ellos con tasas de desempleo superiores al 9%. Polonia y República Checa son los dos únicos países que no siguen esta relación, ya que ambos tienen tasas de desempleo y de jornada parcial muy bajas (por debajo del 7% en ambos casos).

Randstad detectó en su informe que, a menor edad del profesional, mayor es la tasa de ocupación a tiempo parcial. Así, el 37,4% de los trabajadores menores de 25 años tiene jornada parcial, seguido de los ocupados de entre 25 y 45 años (15%) y los mayores de 45 (12%).

Tasa de ocupados

Por comunidades autónomas, Extremadura es la región que muestra una mayor tasa de ocupados a tiempo parcial, con un 16,5%, seguida de País Vasco (16,4%); Navarra (16,2%); Andalucía y Aragón (15,9%); Castilla y León (15,7%), Comunidad Valenciana (15,4%), Asturias (15,3%); Cantabria (15,2%); Murcia (15,1%), y La Rioja (15%). Las tasas más bajas se dan en Cataluña (14,6%), Castilla-La Mancha (14,1%), Canarias y Galicia (13,9%), y Baleares y Madrid (13%).

En términos absolutos, Cataluña, con 495.400 ocupados a tiempo parcial, Andalucía (492.100) y Madrid (395.100) son las regiones con más trabajadores en esta modalidad de jornada. En el lado opuesto se sitúan La Rioja (20.800), Cantabria (36.700) y Navarra (46.200), con el menor número de profesionales a tiempo parcial.