Cascos se sale con la suya

El PSOE, que tenía atados a IU y UPyD, considera «insólito» que este fallo se emita una hora antes de que se forme el Parlamento, y anuncia que recurrirá al Constitucional.

0

Desde que, hace casi un año, se alzara el líder de Foro, Francisco Álvarez Cascos, con el triunfo en las elecciones en Asturias, esta comunidad va camino de parecerse cada vez más a Bélgica, que, durante 482 días, estuvo sin Gobierno. Cuando UPyD, que tenía la llave del poder, parecía que se iba a decantar el pasado jueves por pactar con los socialistas, ayer, justo una hora antes de que se constituyera el Parlamento, el Tribunal Superior de Justicia de la región (TSJA) declaró nulo el escrutinio del voto de los residentes ausentes (CERA) en la circunscripción occidental, ordenando repetir la votación en un plazo de tres meses.

EL TSJA estima así el recurso presentado por el partido del exministro del Interior contra el acuerdo de las Juntas Electorales provincial y central de proclamación de electos en los comicios autonómicos del pasado 25 de marzo relativo a la circunscripción occidental.

Este fallo señala que el resultado alcanzado mezclando los votos recibidos por vía diplomática con los que llegaron por correo ordinario a la Junta Electoral Central, pudiendo alterar el resultado final de la elección, «atenta la exigencia garantista preconizada en la reforma de la Loreg por la Ley Orgánica 2/2011, al haber faltado al principio de verdad material, arrojando un grado de confusión, frente al mantenimiento de los principios de objetividad y pureza del proceso electoral que a la Junta corresponde hacer efectivo».

En respuesta al PSOE, que sostiene en su escrito que los sufragios cuestionados no alteran el resultado electoral, el TSJA mantiene que no se puede hacer un cálculo matemático para asegurar tal extremo, «cuando se desconocen todos los datos de los votos emitidos de forma irregular».

Con esta decisión, queda en el aire el escaño que se disputaban el bloque de Álvarez Cascos y el PSOE. Si finalmente ese escaño fuese a parar a Foro, este grupo podría sumar mayoría absoluta junto al PP, prescindiendo del escaño logrado por UPyD, que se había convertido en pieza clave del futuro Ejecutivo autonómico, y que llevaba semanas negociando con unos y con otros.

La solución, en 20 días

La reacción del jefe de los socialistas asturianos, Javier Fernández, fue furibunda, ya que anunció que recurrirá ante el Tribunal Constitucional -IU puede que también-. Tienen tres días para ello, y esta alta instancia, 15 para resolver. Asimismo, anunció que los grupos están pensando en acordar que la investidura se celebre después de que se conozca la sentencia de la máxima instancia judicial.

«Me parece insólito que una decisión de esta naturaleza, una sentencia de esta envergadura que tiene una incidencia tan directa en la vida política, se conozca apenas una hora antes de la constitución de la Junta General del Principado», resaltó el político progresista, que se las prometía muy felices con el cantado apoyo de IU y de UPyD, que, por boca de su presidenta nacional, Rosa Díez, llegó a hacer una crítica feroz de la entente PP-Foro, dejando una frase lapidaria para la posteridad: «La derecha asturiana se ha matado ella misma».

Y es que el partido de la exdirigente socialista vasca intenta jugar sus cartas lo mejor que puede, ya que sabe que, en teoría, supondrá para sus filas un coste político enorme el hecho de sustentar un Gabinete comandado por un político cuya popularidad ha caído en el último año, así como a un partido que gobierna en Madrid, que tiene una papeleta muy difícil dictando leyes absolutamente impopulares, y con el que, desde la constitución de las Cámaras, tiene una deuda pendiente, ya que el Ejecutivo de Rajoy le impidió tener un grupo propio.

Tampoco se puede olvidar que la mala sintonía que existe entre PP y UPyD se ha visto aumentada de modo considerable con el último cambio de rumbo de Interior en materia penitenciaria.

De todos modos, parece que Díez olvida que fue precisamente FAC -ramificación de Foro en Madrid- el grupo que le ayudó a lograr su objetivo. Es este punto, del que no se ha hablado en las últimas semanas, un factor muy interesante cuando, finalmente, se sepa quién llevará el bastón de mando en la comunidad norteña.

Sin presiones

Mientras, desde el Partido Popular de Asturias, su presidenta, Mercedes Cherines Fernández, que se estrena como integrante del Parlamento autonómico, reiteró que las negociaciones «siguen abiertas» por parte de su formación para elegir al jefe del Gobierno del Principado. La estrategia dictada desde Génova consiste en que el peso de los recursos recaiga sobre Cascos, que es quien parece que no quiere ceder la silla.

«Nuestra disposición, pese a las situaciones y a las circunstancias, es de tener una paciencia infinita en base a buscar la defensa del interés general de los ciudadanos», comentó en declaraciones a los medios en los pasillos del Parlamento autonómico. Sobre el fallo del TSJA, invitó a todos a hacer «una reflexión profunda», al tiempo que subrayó que la analizará «con la minuciosidad que merece».