El candidato a la presidencia del PP, Pablo Casado (i), junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.
El candidato a la presidencia del PP, Pablo Casado (i), junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. / efe
Publicidad

El exvicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, arrancó ayer en Galicia su campaña en la carrera sucesoria para relevar a Mariano Rajoy como líder del PP. Lo hizo en un acto en La Coruña, donde se postuló como “el candidato de los afiliados, no de los notables”, y prometió “renovación de ideas y unidad”.

Casado estuvo arropado por el presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, quien comprometió su respaldo y las “puertas abiertas” de todas las sedes del PP de Galicia a todos los candidatos que deseen presentar su proyecto para optar a la presidencia del partido, con el objetivo de que el vencedor logre “recuperar la fiabilidad” de los ciudadanos.

«Si ETA no consiguió acabar con España, no lo harán Torra ni Puigdemont»
MARÍA DOLORES DE COSPEDAL

Antes de continuar con su agenda en Galicia, con actos en Lugo, Ourense y Vigo, Pablo Casado apeló a “conservar la unidad” que ha hecho fuerte al PP, a “reilusionar al electorado, a“renovar la formación y a captar talento, abriendo las puertas y ventanas a la sociedad española”.

Honestidad

Casado, uno de los candidatos entre los que la militancia tendrá que decidir, abogó por “un proyecto político de unidad territorial” y un partido “honesto”, presentándose como el candidato de los afiliados, “el que está en la calle, no en los despachos”.

El candidato popular dirigió su discurso hacia los miembros de su partido, reclamando que se permita a los afiliados “votar en libertad”, teniendo claro que los afiliados son sus “jefes”. “No hace falta coleccionar fotos ni avales, hay que conseguir el apoyo de los militantes”, añadió.

«Me presento porque creo que puedo ganarle las elecciones a Pedro Sánchez» SORAYA SÁENZ DE SANTAMARÍA

“Lo que he dicho a mis compañeros es que dejen votar en libertad, y si hacemos unas elecciones para que cada militante pueda votar, tenemos que dejar muy claros que los afiliados son nuestros jefes, yo quiero ser el candidato de los afiliados, no de los notables, quiero ser el candidato que está en la calle, no en los despachos, el candidato que consiga ilusionar España y no que mantengamos esa resignación que ahora al haber perdido el Gobierno no se puede apoderar de nuestras bases”, remarcó.

En la presentación de su candidatura en una sede del PP en La Coruña desbordada por militantes y cargos del partido, Casado explicó que su arranque en Galicia supone un reconocimiento tanto a la tierra “cuna del PP, de Fraga y de Mariano Rajoy”, como a Alberto Núñez Feijóo, al que situó como “una referencia personal y una referencia política imprescindible para el futuro de España”.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir