Pedro Sánchez (i) y Pablo Casado durante su encuentro en el Congreso. / EFE
Publicidad

El líder del PP, Pablo Casado, consideró ayer que es “lógico” un posible Gobierno de cooperación del PSOE con Unidas Podemos y pidió que se complete con los partidos regionalistas y no con las formaciones independentistas.

En la rueda de prensa tras su reunión con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, dentro de la ronda de contactos para la investidura, que duró casi una hora, reiteró que el PP no va a abstenerse para facilitar esta investidura.

“Si no sale en la primera vuelta, estoy convencido de que saldrá en la segunda”, manifestó y reclamó que esta investidura se desarrolle “pronto” para que se inicie cuanto antes la acción legislativa y también la de control del Gobierno que le corresponde al PP como líder de la oposición.

Asimismo, el popular certificó que tiende la mano a los socialistas para que cuenten con su apoyo en grandes pactos de Estado.

En todo caso, advirtió de que no supone “ninguna presión” para el PP amenazar con nuevas elecciones por parte del PSOE, ya que a ambos partidos no es una opción que electoralmente “les venga mal”, aunque rechazó “por responsabilidad” que se produzca una nueva cita con las urnas.

En ese sentido, advirtió de que sería una “irresponsabilidad” someter a los españoles a un quinto proceso electoral en apenas tres meses, que además cree que “no va ser necesario”.

Para Casado, “la pelota está ahora en el tejado de los partidos de izquierda”, que tendrán que dar explicaciones a los electores si no consiguen un acuerdo para garantizar la investidura de Sánchez.

O Almeida, o Carmena

En cuanto a las negociaciones para la alcaldía de Madrid, Casado aseguró que “la única alternativa es Carmena o Almeida”, descartando así un posible apoyo del PP a la candidata de Cs, Begoña Villacís, a cambio de que la formación naranja respalde a Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad.

“Ya hemos dicho que José Luis Martínez-Almeida se va a presentar el sábado para ser investido alcalde de Madrid y por tanto, si algún otro partido se quiere presentar, tendrá que explicar quién le vota o quién se abstiene”, señaló Casado sobre el escenario que aguarda cuando se constituya el Ayuntamiento de Madrid.

Eso sí, el dirigente del PP recordó que ante la próxima constitución de los consistorios el “aliado preferente” de Ciudadanos es el PP, y a la inversa, de manera que donde el PP ha logrado más votos son sus candidatos los que se van a presentar a la investidura.

Pablo Casado apuntó que no le consta que Cs haya puesto al PP en la disyuntiva de aceptar a Villacís como alcaldesa a cambio de apoyar a Díaz-Ayuso como presidenta de la Comunidad y se remitió al trabajo de los equipos negociadores de ambos partidos.