Casado propone a las mujeres una Ley de Apoyo a la Maternidad

El candidato popular centra su discurso en Murcia en torno al reto demográfico al que se enfrenta España, en un momento en el que hay más defunciones que nacimientos

38
Pablo Casado en la Convención de Familia e Igualdad en Cartagena.
Pablo Casado en la Convención de Familia e Igualdad en Cartagena. / efe
Publicidad

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, anunció que aprobará una Ley de Apoyo a la Maternidad que apoye a las mujeres para que decidan “libremente” ser madres, en caso de que su partido gane las elecciones generales del 28 de abril.

“Cuando sea presidente vamos a redactar y apoyar una Ley de apoyo a la Maternidad”, avanzó Casado en la clausura de la Convención de Familia e Igualdad del PP en Cartagena (Murcia), donde afirmó que su objetivo para los próximos comicios es “hacer de España el mejor país del mundo”.

Casado centró su discurso en torno al reto demográfico al que se enfrenta España, en un momento en el que, según explicó, hay más defunciones que nacimientos y una de las tasas más bajas de fertilidad del mundo desarrollado, algo que supone “un problema para el Estado de Bienestar y el futuro de las pensiones, que puede desbaratar el futuro de la sociedad”.

El líder del PP atribuyó este descenso de la natalidad a que cada año “de cada cinco embarazos uno se interrumpe”, por lo que propuso que las instituciones “pongan recursos a favor de quien decide seguir adelante con el embarazo libremente para que se encuentren con medidas sociales a su disposición”.

En concreto, prometió “mantener e incrementar” medidas que favorezcan esa decisión, como la desgravación de 1.200 euros por hijo, las ayudas a madres “que están solas”, el abaratamiento de los precios del alquiler, además de su apuesta “para que las barreras que tienen las mujeres no se incrementen cuando deciden ser madres”.

“¿Qué hay más progresista que, sin decirle lo que tiene que hacer, el PP les dice que va a tener un empleo para que decida libremente seguir adelante con el embarazo?”, se preguntó, en alusión a las dificultades de los jóvenes para emanciparse por no “tener empleo o acceso a la vivienda”.

“No vamos a entrar en debates jurídicos, penales o en la libertad de la mujer para ser madre o no, no entramos en la moral, ni en las familias, ni en las casas, ni en las mentes; no les decimos lo que tienen que hacer, pensar o sentir, no les hablamos como colectivo, ya que cada una es libre, ni según su sexo, edad o a quién rezan o aman o en qué lengua sueñan, pero apoyamos a las mujeres que deciden libremente ser madres”, añadió.

Casado señaló que la brecha salarial no existe entre hombres y mujeres “hasta que son madres o en edad de serlo” y defendió que la inspección tiene que penalizar la discriminación y que “los chicos” tienen que participar más del cuidado de los hijos con el fin de reducir esa brecha.

En esa línea, explicó que en el PP los hombres y mujeres que le “desean la muerte” —en relación a unas pancartas que hiz que leyó en su visita de ayer a Castellón dirigidas a él— “no van a encontrar en el PP un partido retrogrado o cosas que dividan, sino al gran partido de todos los españoles, al que no hace proclamas pero hace cosas que hacen falta”.

cuidado de mayores

Además de en la maternidad, Casado también se refirió a las personas con discapacidad o a los mayores como otros de los ejes de su política social. “Hay que visualizar a las personas con discapacidad, tienen que tener la oportunidad de vivir, ser autónomos y recibir el apoyo y admiración de toda la sociedad; eso no es retrogrado, es progresista y moral”, defendió.

Respecto al cuidado de mayores, el líder del PP apostó por “erradicar la soledad”, al mismo tiempo que argumentó que “no va a entrar en el debate de la eutanasia, porque ya está superado”. Por el contrario, dijo “apostar e invertir en positivo” en aspectos como en los cuidados paliativos o en el voluntariado.