Pablo Casado durante su intervención en el acto popular en Granada.
Pablo Casado durante su intervención en el acto popular en Granada. / EFE
Publicidad

El presidente del PP, Pablo Casado, pidió ayer a la militancia que no caiga en “el mantra de las tres derechas” y situó a su formación como única alternativa ante el “frente popular”, con el que el PSOE ha dicho que podría tratar de volver a gobernar con “independentistas, batasunos y comunistas de Podemos”.

Tras las últimas declaraciones del coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, quien llamó a una unión entre “soberanistas, republicanos y progresistas” de cara a las elecciones generales, Casado dijo preferir liderar “la suma con otros partidos” como en Andalucía, a no tomar “ninguna medida” para liderar un proyecto político como, en referencia a Ciudadanos (Cs), ocurrió en Cataluña.

“Hay que actuar, sin perder la esencia” de un programa político, señaló en la presentación del proyecto ‘La gran Granada’ con que el candidato a la Alcaldía de la ciudad de la Alhambra, Sebastián Pérez, concurre a las municipales, en presencia también del presidente de la Junta, Juanma Moreno.

Casado criticó que Sánchez ha pretendido “perpetuarse” con unos Presupuestos Generales del Estado con el apoyo de “independentistas, batasunos y comunistas de Podemos”, y advirtió de que, tras el 28 de abril, si “puede formar Gobierno”, va a “hacer exactamente lo mismo”.

En un acto, en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada, el presidente del PP afeó que, en ocho meses con Ejecutivo socialista, se han trasladado 26 terroristas etarras a cárceles cercanas al País Vasco, y defendió su propuesta para que cualquier beneficio penitenciario a presos etarras pase por una exigencia de “colaboración efectiva” para el esclarecimiento de atentados.

Está pendiente de hacerse “el relato de la derrota efectiva” de ETA, indicó Pablo Casado, quien criticó Sánchez que “solo está en contra de los dictadores que están muertos”, advirtiendo de que el espíritu de la Transición no puede romperse por un “mísero puñado de votos”.

Frente a la “indignidad de Pedralbes” —con un acuerdo en el que señaló que Sánchez y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, “hasta sacaron nombres” de posibles “mediadores” en Cataluña— el PP representa una alternativa que puede representar no solo a los votantes del PP, sino también a los de Cs o Vox, e incluso a los de PSOE y Podemos o partidos independentistas para aplicar medidas que mejoren la vida de la gente, agregó Casado.

Sin lecciones

Para el presidente del PP, la única opción que tiene el secretario general del PSOE, tras el 28A, es “volver a negociar con los que quieren romper en España”, y, en este sentido, pidió a la ciudadanía no dejarse convencer de que “la suerte está echada”, y optar por un “voto útil” que “capitaliza” su formación para adoptar un programa “liberador, no coactivo”. La política “no es solo quejarse o viajar donde están aquellos que han roto Cataluña”, remachó.

Así, señaló que no aceptará lecciones a un “gran partido” que ha articulado equipos de gobierno durante 40 años, frente a formaciones que “no han gestionado ni una sola concejalía”, incidiendo en que el PP es la única alternativa para hacer frente al “reto independentista y una posible recesión”.

“Si no somos capaces de capitalizar nuestros votos en el máximo de escaños, será más difícil llegar a una mayoría alternativa”, mantuvo Casado, que defendió que el PP es el partido que defiende la unidad de España” y el único que “nunca falla, y sabe solucionar la ruina y la debacle que dejan los gobiernos del Partido Socialista”.

Así, Juanma Moreno, pidió a los andaluces que “empujen” para que Casado llegue a La Moncloa.