Pablo Casado (c) junto a su mujer, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (i) y el secretario general del PP, Teodoro García Egea.
Pablo Casado (c) junto a su mujer, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (i) y el secretario general del PP, Teodoro García Egea. / EFE
Publicidad

El presidente del PP alertó ayer contra los partidos que quieren “imitar” al PP y pidió a su formación recuperar su “orgullo” y mostrarse como el partido “auténtico” que es frente a los que se “disfrazan” del PP, en alusión a Ciudadanos y Vox. Es más, dijo que deben repetir a la gente en cada acto que “quien quiera que gobierne el PP tiene que votar al PP”.

Así se pronunció en la clausura de la Convención Nacional del PP que durante tres días se celebró Madrid bajo el lema ‘España en libertad’, a la que ha asistido toda la cúpula popular, la mayoría los candidatos del PP a las autonómicas y municipales, y el presidente de la fundación Concordia y Libertad, Adolfo Suárez Illana.

En primera fila escucharon a Casado el expresidente José María Aznar; la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal o la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre. El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy comunicó su ausencia por compromisos personales.

Casado abrió su discurso recordando la refundación del PP hace 30 años, el “primer paso histórico” de José María Aznar con el que se “acabaron las corrientes” dentro de la formación. El “gran acierto”, prosiguió, fue aunar todo lo que estuviera a la “derecha del socialismo” y eso es lo que ahora “está en riesgo” por los nuevos partidos.

Aglutinar la derecha

Sin embargo, resaltó que a España “no le va mejor con menos Partido Popular”, sino al revés, porque “nunca han mandado más los nacionalistas y los radicales y nunca ha sido tan difícil forjar alianzas sólidas frente a ellos”. “Menos PP ha sido más separatismo; menos PP ha sido más populismo; menos PP han sido más Oteguis. Cada voto menos para el PP ha sido un paso más para los enemigos de la nación”, dijo.

Es más, subrayó que aquellos ciudadanos que se fueron a buscar al PP fuera del PP “no lo han encontrado y no lo van a encontrar” porque son el “verdadero” Partido Popular. A su entender, ahora tienen que “volver a conquistar” la confianza de esos votantes, decirles que el PP sigue siendo la “casa común” del centro derecha reformista y liberal al “servicio de España” y que no les va a “defraudar”.

Eso sí, dijo que hay que salir a buscar a esos votantes y no esperar a que regresen, explicándoles que el PP es el que “mejor ha servido a la nación” y el “único” que tiene un proyecto “claro” para volver a hacerlo. “Somos el partido de los moderados y reformistas, de los responsables inconformistas, de los gestores cumplidores, de los patriotas soñadores. Somos la fuerza tranquila pero implacable frente al nacionalismo y el populismo. Somos la garantía segura de prosperidad y libertad”, clamó.

Por todo ello, y a cuatro meses de la primera cita con las urnas, Casado llamó a “unir” el voto en el Partido Popular, la única formación que, a su juicio, garantiza una mayoría social de centro-derecha para desalojar al PSOE de Pedro Sánchez del Palacio de la Moncloa. Según ha dicho, “no se puede unir España desuniendo el voto”.

Tras advertir de que van a unas elecciones “decisivas” para España, el presidente popular pidió a los cargos del PP ser un partido “ancho y abierto” que “muestre la fuerza de sus razones y no esquive el contacto”.

Consciente del ascenso de Vox, aseguró que para recuperar los votos y su espacio electoral no tienen que “moverse de sitio”, sino mantener las “raíces de sus principios”.