El presidente del Partido Popular Pablo Casado durante el último acto que protagonizó en Huesca.
El presidente del Partido Popular Pablo Casado durante el último acto que protagonizó en Huesca. / efe
Publicidad

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, defendió la “fiabilidad y la confianza” de los populares para “salvar la quiebra” de Sánchez, frente a apostar por jugar “a la ruleta rusa” con partidos “en su primer vuelo”. Así lo manifestó ayer Casado durante la clausura de la Convención de Economía y Empleo del PP en Zaragoza. “Apostamos por la fiabilidad de los populares o jugamos a la ruleta rusa para ver si alguien en su primer vuelo le da por aterrizar bien. ¿Confiamos en estos que parece que en redes sociales han dicho una cosa graciosa?”, se preguntó.

Asimismo, Casado incidió en que el PP va a ganar las elecciones generales del próximo 28 de abril y que va a acabar la “pesadilla del PSOE con los comunistas y con los independentistas”. “Gracias al PP el Gobierno ha tirado la toalla, esta legislatura por fin pone punto y final. Sánchez le había hurtado a los españoles durante nueve meses el ir a las urnas, que supuestamente era el motivo de la moción de censura”, señaló.

Responsabilidades

En la misma línea, el ‘popular’ criticó que el Gobierno de Sánchez “ha intentado siempre sortear sus responsabilidades parlamentarias” y celebró que “la España tranquila, moderada y sensata se impone siempre”. “Esa España que de forma civilizada una vez más ha dicho hasta aquí hemos llegado. En la Plaza de Colón dijo que ya no se puede seguir humillando a la nación”, precisó.

En referencia a las elecciones en Andalucía, Casado comentó que Sánchez ha empezado la precampaña en Sevilla “para recordar que perdieron el Gobierno por su incompetencia” y por esa, a su juicio, “corrupción sistemática” y “política de cesión a los independentistas”.

El líder del PP también criticó que los Presupuestos Generales que presentó el Gobierno socialista para 2019, y que fueron rechazados en el Congreso, “eran la receta para la quiebra segura”. “Sabíamos que este Gobierno no se sostenía. Cuando lleguemos al Gobierno vamos a conseguir parar lo que iba a ser la futura recesión en España”, afirmó.

En la misma línea, destacó que cuando el PP vuelva al Gobierno va a “volver a poner a España en marcha” y a detener “la venta de España a los independentistas”. “¿Es momento para presentar unas cuentas públicas para estar aliados con los comunistas?”, dijo.

“La política no es cuadrar un Presupuesto a martillazos para que me voten los de Bildu, o al menos se abstenga, me voten los comunistas de Podemos y los independentistas. Luego me pillan pactando, me hago el ofendido y digo que el Presupuesto era buenísimo y la culpa era de la derecha”, subrayó Casado en referencia a Sánchez. Durante su intervención, el presidente del PP propuso una “revolución fiscal” cuando llegue al Gobierno y “bajar todos los impuestos”, recalcó.

“Nuestra receta es bajar el IRPF por debajo del 40%, bajar el impuesto de sociedades por debajo del 20%, suprimir el impuesto de sucesiones, suprimir el impuesto de donaciones y suprimir el impuesto de patrimonio”, apuntó ante los medios.