El presidente del PP, Pablo Casado (i), junto al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.
El presidente del PP, Pablo Casado (i), junto al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. / EFE
Publicidad

El presidente del PP, Pablo Casado, calificó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como “el presidente más radical” de la historia de la democracia en España, y a su Ejecutivo como “el más desigualitario”, por poner en riesgo los principios constitucionales de un Estado “social, democrático y de derecho”, y por querer “destrozar la economía” y la unidad de España, o “dar prebendas a los independentistas”.

Así lo proclamó durante su intervención en un acto celebrado en el Auditorio Mar de Vigo ante unas 500 personas, y en el que Pablo Casado afirmó que los socialistas atentan contra esos principios al llevar a España “a la ruina”, “destruyendo empleo” o impulsando otras medidas que “demuestran ser tremendamente desiguales”.

Según incidió el líder del PP, el Gobierno de Sánchez también “está consagrando la desigualdad entre los territorios” de España, una “desigualdad democrática” que permite que, mientras unos tengan que “cumplir la ley”, otros estén “peleando con el Tribunal Supremo o con la Fiscalía para quitar unos lazos amarillos”.

Leer entre líneas

Casado añadió a esto la “desigualdad jurídica” que, en su opinión, promueve Sánchez cuando “permite condiciones distintas” en una cárcel de Cataluña, “no se niega al indulto” a los independentistas en caso de que sean condenados, y “no se niega a una consulta de autodeterminación o a una mediación internacional”.

Durante su intervención, alertó contra un posible gobierno Sánchez en el que esté Pablo Iglesias, “una aventura” que España “no puede pagar”. “Ya enseñaron la patita con los Presupuestos Generales del Estado”, apuntó, y criticó las “ocurrencias” del Gobierno socialista como “que se prohíban los motores diésel o la descarbonización y desnuclearización antes de que lo diga la UE”.

“Pedro Sánchez ha pedido tener apoyos para un Gobierno fuerte, y Pablo Iglesias dice que no descarta entrar en el Gobierno, hay que leer entre líneas: el 28 de abril tendremos un tándem Sánchez-Iglesias-Torra-Puigdemont-Rufián-Otegi o tenemos un Gobierno liderado por el PP, que dice que la Constitución, la libertad, la concordia y el progreso en España no se tocan”, aseveró.

El presidente del PP se refirió también a las encuestas y repitió su mensaje sobre la necesidad de unificar en el PP el voto del centro derecha. “No necesitamos a tres que hagan algo, sino a uno que haga lo que tenga que hacer”, subrayó, al tiempo que advirtió de que la suya “no es una apelación al voto del miedo, sino al voto unido”.

Finalmente, afirmó que “unos hablan de llevar pistolas por la calle, otros que sigan fichando tránsfugas, que otros sigan hablando de Franco y otros de Otegi”, mientras que el PP hablará “de lo que a la gente le importa”. “Vamos a volver a sacar a los españoles del atolladero”, sentenció.