El presidente del PP, Pablo Casado (i), junto al líder de la formación en Andalucía, Juan Manuel Moreno.
El presidente del PP, Pablo Casado (i), junto al líder de la formación en Andalucía, Juan Manuel Moreno. / EFE
Publicidad

El presidente del PP, Pablo Casado, se dirigió ayer desde Córdoba a la exvicepresidenta del Gobierno y su rival en las primarias del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, e indicó que, bajo su dirección, en el PP “la puerta está abierta” para una integración que entiende “posible y necesaria”.

Casado, quien presidió la reunión de la Junta Directiva del PP de Andalucía con el presidente del PP-A, Juanma Moreno, y el presidente provincial, Adolfo Molina, recordó que se ha reunido ya con Santamaría, “tanto el Congreso, como la sede nacional” del partido, y el resultado es que “la relación es fluida y la disposición es máxima”.

El líder del PP explicó que “ella ha pedido con algunos miembros de su equipo un margen de tiempo para decidir si quiere tener responsabilidades en el Grupo Parlamentario, en algún tipo de comisión parlamentaria o en la sede nacional”, y él les ha “dicho que la puerta está abierta”, pues él necesita “a los mejores, y ellos son de los mejores”.

Además, según señaló, “hemos demostrado que la integración era posible, y no solo posible, sino necesaria”, de forma que “el Comité Ejecutivo, al final, tiene un tercio de personas que colaboraron con otras candidaturas antes de la votación de las primarias el 5 de julio, un tercio de personas que fueron en la candidatura de Soraya y un tercio de personas aproximadamente que fueron en mi candidatura”.

Pisar la calle

Casado entiende que “eso es lo positivo del PP”, de forma que en Córdoba, “por ejemplo, habido personas que han colaborado con varios candidatos, y estamos aquí todos unidos y defendiendo que en esta ciudad vuelva a gobernar el PP, que Juanma sea presidente de la Junta y que vayamos todos juntos”.

En cuanto al abandono de la política anunciado por el exministro de Fomento y exalcalde de Santander, Íñigo de la Serna, el presidente del PP dijo que es “una persona estupenda”, y que lo único que espera es que, “si ha decido dejar la política, lo haga de forma temporal”. “Como vamos a volver muy pronto a las instituciones, tendremos que volver a captar talentos como el suyo”, concluyó.

De otra parte, el presidente del PP subrayó “el Partido Popular ya no está en funciones”, sino que “ha vuelto, después de un período interno, y ha vuelto para quedarse, para pisar la calle, para no parar ni en agosto”, asegurando, ante una posible convocatoria anticipada de elecciones generales, que, “convoquen cuando convoquen, vamos a ganar”.

En este sentido, Casado afirmó que en su partido cuentan “con un proyecto ambicioso y de futuro, no solo para revalidar nuestra victoria, sino para hacerlo de forma suficiente”.

En consecuencia, tanto si hay adelanto electoral, como si no lo hay, en el PP están “preparados”, pues, además, hoy se conocerán “unas encuestas bastante buenas para el PP”, asegurando que esos resultados positivos para los populares “se van a ir consolidando, en primer lugar porque la izquierda ha decepcionado en apenas 40 días al frente del Gobierno”, ya que “han hecho todo lo que España no necesitaba”.

A este respecto, indicó que el Gobierno se ha dedicado a “subir impuestos, acercar presos etarras o por lo menos proponerlo, acercar, eso sí, y ya confirmado, a los presos independentistas, proponer una reforma constitucional que nadie quiere, proponer un referéndum pactado que nadie va a aceptar, hacer el ridículo a nivel internacional con el techo de gasto, es decir, nada de lo que los españoles necesitaban”.