El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, durante el mitin en Valencia.
El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, durante el mitin en Valencia. / efe
Publicidad

El presidente del PP, Pablo Casado, abrió ayer la puerta a que Vox pueda entrar en su Gobierno: “Si al final Vox y Ciudadanos tengan diez escaños o tengan 40, van a tener la influencia que ellos quieran tener para entrar en el Gobierno o para decidir la investidura o la legislatura”. “Por tanto para qué vamos a andar pisándonos la manguera entre nosotros, si lo que tenemos que hacer es sumar. Lo digo así crudamente”, aseguró Casado en una entrevista en Esradio.

El líder del PP afirmó que si gana las elecciones mañana hablará con Ciudadanos y revalidará con Vox el acuerdo que alcanzaron en Andalucía. “Lo llevo diciendo toda la campaña”, apuntó, antes de dejar claro que no se arrepiente “de la foto de Colón”, en la que aparecía con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y con el presidente de Vox, Santiago Abascal.

Entendimiento

“Yo me entiendo con Vox y me entiendo con Ciudadanos, aunque ellos ni se hablan”, señaló el líder del PP, que tiene muy claro que su adversario es Pedro Sánchez y que recordó que ya demostró “generosidad y responsabilidad” al ofrecer tanto a Vox como a Cs pactos preelectorales “para ir juntos”.

Por eso, consideró que ahora la legitimidad de proponer “unir el voto, porque Sánchez es el caballo de Troya de Otegui, de Puigdemont, de Torra y de Rufián”, subrayó.
El líder del PP aseguró tener “la política de pactos muy clara: yo no voy a apoyar a Pedro Sánchez” por que no piensa “facilitar un Gobierno para que salga del rositas el PSOE” que fue capaz de llegar al Pacto de Pedralbes en Cataluña y de apoyar la Ley de Abusos Policiales en el País Vasco.

El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobieno se dirigió directamente a los simpatizantes de Vox y Ciudadanos para advertirles de que votar a estos partidos será “un favor” a Pedro Sánchez y sus “socios” de Podemos y nacionalistas, porque será igual que dar su voto al candidato socialista.

En un mitin ayer en Marina Beach Club Valencia, junto a la candidata del PP a la Generalitat, Isabel Bonig, les pidió a los posibles votantes de Vox y Ciudadanos que concentren el “voto unido” en el PP y no las otras opciones de centro derecha.

“No nos pisemos la manguera”, reclamó a estos votantes, después de que esta mañana abriera la puerta a un Gobierno con la participación de Vox. “Simpatizantes de Ciudadanos y de Vox, con todos mis respetos, si no les importa que pueda seguir gobernando Sánchez, que sigan votando a Vox y a Ciudadanos”, les avisó, aunque ha considerado que igual “pueden votar directamente a Sánchez y se evitan los intermediarios”, aclaró en su discurso.