Los actores Carmen Maura y Félix Gómez protagonizan la obra en el Teatro Infanta Isabel de Madrid.
Los actores Carmen Maura y Félix Gómez protagonizan la obra en el Teatro Infanta Isabel de Madrid. / E.P.
Publicidad

Los actores Carmen Maura y Félix Gómez protagonizan la obra teatral ‘La golondrina’, que su autor Guillem Clua define como un “muro de contención al odio que resurge” y que se podrá ver en el Teatro Infanta Isabel de Madrid a partir del próximo martes.

Según explicó ayer durante su presentación, ‘La golondrina’ parte de la capacidad de las artes escénicas de convertirse en un “arma necesaria” para “reflejar la sociedad” y nace de una experiencia próxima para Clua. El resultado, es una historia en la que dos personajes se ven obligados a amarse o a odiarse.

Maura da vida a Amelia, una severa profesora de canto que recibe en su casa a Ramón, un joven que desea cantar en el memorial de su madre fallecida. A medida que este encuentro avanza, los dos personajes desgranan detalles de su pasado, marcado por un atentado terrorista que sufrió la ciudad el año anterior.

¿abandonar la profesión?

El autor de esta obra, que dirige Josep María Mestres, escribió el texto tras el atentado islamista en un club gay de Orlando, lo que transformó su vida y le llevó a cuestionarse cerca de la “polarización absoluta”. “La primera pregunta que me hice fue cómo estos personajes se enfrentan a un hecho así”, manifestó el director.

Preguntado por el ascenso de Vox y los mensajes sobre la homosexualidad, el autor de ‘La golondrina’ señaló que todas las personas que se dedican a “contar historias” tienen un “compromiso moral con ellos”, lo que en su opinión no significa que tengan que hacer “teatro comprometido”.

“Como autor dramático tengo esa responsabilidad y no la quiero olvidar. Lo que no significa que mañana no escriba una obra frívola, necesaria también para enfrentarse a estos monstruos”, dijo.

La protagonista, Carmen Maura, confesó la diversión que encuentra en el teatro, donde hace cuatro años que no volvía, así como volver a estar de gira, una experiencia que no repetía desde hace más de cuatro décadas.

En este caso, afirmó que lo más difícil fue meterse en este texto, con el que “llora la mitad del patio” habitualmente, aunque, al igual que Félix Gómez, es consciente de que Madrid es una plaza más difícil.

Maura valora la valentía de esta obra porque considera que “de estos temas las madres no suelen hablar” y porque “transmite al público la necesidad de decir un te quiero” y la “postura de una madre sobre la homosexualidad”.

Si se compara la situación en España con Francia, donde vive la actriz, Maura cree que en su país natal se vive de manera “más normal y cómoda”. No obstante, afirmó que conoce casos en los que se acepta la homosexualidad en amigos, pero cuesta más en los hijos.

Preguntada acerca de sus próximos planes, más allá de esta obra, Maura ha sido tajante: “En mi pensamiento está hacer lo que me de la gana”. Según indicó, ahora es “muy feliz” haciendo teatro, pero no descarta volver a hacer cine porque también ha recibido propuestas.

Eso sí, también afirmó que su deseo es “trabajar menos”, aunque no entra en sus planes dejar la profesión. “¿Retirarme del todo? Siempre estaré haciendo algo”, dijo la actriz, quien admitió que el cine le cansa más que el teatro.