Cañete y Rajoy piden no tirar por la borda los sacrificios de dos años

El presidente del Gobierno y el candidato ‘popular’ a las europeas apelan a la recuperación de la economía y a la creación de empleo y recuerdan que el esfuerzo comienza a dar sus frutos.

0

Rajoy cerró la campaña del PP con un mensaje dirigido a sus votantes más fieles. «Nunca olvidaré el apoyo de nuestros militantes y simpatizantes, con eso nos sobra y nos basta para sacar a España adelante», aseguró ante los 2.200 incondicionales que abarrotaban el auditorio del hotel de las afueras de Madrid donde los populares ofrecieron su último mitin.

El presidente del Gobierno, escoltado por cuatro ministros -Gallardón, Montoro, Wert y Mato- y por varios pesos pesados del partido, echó mano de un argumento fundamental para pedir el sufragio: no se pueden «tirar por la borda» los sacrificios de dos años ahora que España comienza a remontar el vuelo. «Hay que votar el domingo, es un asunto muy serio».

A su juicio, el país «está empezando a superar la mayor crisis económica que hemos vivido en muchos años», ya se crea empleo y «en el primer trimestre de 2014 España, que hace dos años iba a provocar la ruptura del euro, creció el doble que la zona euro, y más que Italia, y Francia». Por eso, argumentó, los socialistas «no hablan de economía y han organizado esta campaña» de descalificaciones. Además, tachó de «disparate» que se pretenda «que las políticas socialistas que dejaron a este país al borde de la quiebra ahora se apliquen en la UE».

Por eso, se mostró «totalmente convencido» de que el PP va a ganar las elecciones de mañana, en las que los españoles eligen a 54 representantes en el Parlamento europeo de un total de 751.

Por su parte, el candidato conservador, Miguel Arias Cañete, que intervino justo antes que el gallego, insistió en ese mismo mensaje. Según dijo, el PP ha «superado dos veces» la quiebra que dejaron los Ejecutivos socialistas en 1996 y 2011 ya que, aseguró, «los sacrificios que pidió Rajoy están dando resultados, España comienza a crecer» económicamente y volvemos a ser «los alemanes del sur». Como ejemplo, citó el paro y explicó que hoy, «de cada tres parados que dejan de estar en el desempleo, uno es español», por lo que se ha pasado de «nutrir» las negras listas de la eurozona «a ser líderes en la creación de trabajo».

Cañete desveló en su último mitin que ha recorrido «22.605 kilómetros» para 32 mítines y 31 actos sectoriales». En su opinión, el PP ha hecho una campaña «hablando de Europa, sin insultar a nadie, hablando de los pescadores, los agricultores, los pensionistas» frente a la campaña del PSOE, «que esconde la bandera de España» y miente sobre la recuperación, negando «la esperanza».

«He oído a la señora Valenciano todo tipo de barbaridades», señaló, como que «quiere llevar las políticas socialistas españolas a la Unión». En ese punto echó mano de la herencia recibida para recordar la «ruina» en la que el anterior Gabinete dejó a España, con un déficit público muy superior al previsto, la Seguridad Social «en quiebra», más de tres millones de parados y el sector bancario abocado al rescate.

Para terminar, hizo un llamamiento a la necesidad de ir a votar y pidió a los presentes que utilicen «el móvil para llamar a todo el mundo y que no se quede nadie en casa». La suerte está echada.