La Justicia cree que Camps actuó “al margen” de sus funciones propias.
La Justicia cree que Camps actuó “al margen” de sus funciones propias. / EFE
Publicidad

La titular del Juzgado de Instrucción número 17 de Valencia ha incoado procedimiento abreviado contra el expresident de la Generalitat Valenciana Francisco Camps, su exvicepresidente Vicente Rambla y su exconseller Mario Flores en la causa sobre la construcción del circuito urbano de Fórmula 1 en la ciudad.

Según el auto, la jueza afirma que existen indicios “suficientes, sólidos, razonables y consistentes” contra Camps como autor de los delitos continuados de prevaricación, malversación, falsedad documental y cohecho y/o tráfico de influencias, al haber “impulsado y permitido” la construcción de un circuito urbano de Fórmula 1.

Añade la jueza que Camps lo hizo “al margen” de las funciones propias de su competencia de presidente, de la legislación aplicable y utilizando “indebidamente fondos públicos, alterando datos y fechas en documentos de expedientes administrativos” y dando trato de favor a determinadas empresas, que resultaban beneficiarias de adjudicaciones públicas.

El expresidente “ideó, planificó y promovió” la construcción de un circuito urbano de Fórmula 1 en Valencia, “bajo una pretendida apariencia de legalidad que no se correspondía con la realidad, y a sabiendas de ello y de la incompetencia” del órgano contratante, el Ente Gestor de Transportes y puertos (GTP), indica el auto.

Actuación reprochable

La jueza ve una actuación reprochable penalmente de cuantos, “capitaneados” por Camps, participaron en el proceso “precipitado” y “al margen de la legalidad” para que Valencia acogiera en el verano de 2008 su Primer Gran Premio de Fórmula 1, lo que llevó al “dispendio de fondos públicos y al gasto de más erario público” al no haberse hecho un detallado planeamiento.

Además, atribuye al expresidente un plan en el que implicó a funcionarios, autoridades, personal del Ayuntamiento y de la Conselleria de Infraestructuras y empresas para contar con un circuito de F1 para su “rédito personal” que anunció que tendría “coste cero”, cuando supuso 88,8 millones de euros entre 2007 y 2017.

En total, la jueza procesa a 16personas, entre ellas el exvicepresidente del Consell y coordinador de la campaña electoral de 2007, Vicente Rambla, por su “papel director” de los grandes eventos y como “continuador” del mecanismo instaurado. También al exconseller de Infraestructuras Mario Flores por su actuación “relevante” en la aprobación de resoluciones incluso en domingo, y al expresidente del GTP, Victoriano Sánchez-Barcaiztegui.