La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en la Convención Socialista Europea.
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en la Convención Socialista Europea. / EFE
Publicidad

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, aseguró ayer que el PSOE es “el único parapeto posible” para frenar la extrema derecha en Europa a la que considera “lo viejo” de la política “que ahora ha dado la cara”.

“No es nuevo lo que hay delante, es viejo y es la vuelta al egoísmo en estado puro, al ‘sálvese quién pueda’, y los socialistas somos lo nuevo frente a eso”, destacó Calvo en la primera jornada de la Convención Socialista Europea.

La vicepresidenta puntualizó además que la “aparente” crisis económica de estos años, “siempre ha sido una crisis política e ideológica” que ahora “ha dado su verdadero rostro”, que es la cara de la extrema derecha, la del “pensamiento radical”.

Violencia de género

Por eso, consideró que la política internacional necesita “más que nunca” a una Europa que “defienda como sinónimo de sí misma los valores democráticos y la democracia como única forma de convivir y de autogobernarse”.

Para el Gobierno central “no se entiende ninguna otra forma de vivir” y no quiere aceptar al “individuo egoísta, al colectivo de los nacionalismos, las fronteras y las radicalidades” porque “en el fondo” su idea principal es “la del yo soy superior, yo soy mejor”.

Calvo aprovechó para recordar que las derechas conservadoras “han abandonado sus propias posiciones y han vuelto a lugares donde literalmente se confunde las extremas derechas que creíamos que eran minoritarias”.

La vicepresidenta del Gobierno confesó que está “preocupada” de que la posición que ha tomado el PP y Ciudadanos, al poner la violencia machista “en tela de juicio” como lo hace la extrema derecha.

“Estamos en un situación de emergencia y de peligro”, alertó Calvo al considerar que los partidos de Casado y Rivera “han cedido a la primera” sobre las políticas de igualdad y de en discusión de la violencia de género.

Por eso, advirtió a la derecha que el PSOE “no se va a sentar” para discutir “la realidad” que otros partidos están esquivando. “Solo nos sentaremos a discutir las soluciones”, insistió.

Para finalizar, Calvo hizo mención a la manifestación del 8 de marzo de 2018 en la que se vio “el mejor rostro de España, una sociedad llena de energía que pedía igualdad entre hombres y mujeres”. “Este 8 de marzo se va a volver a repetir”, aseguró, confiando en que sea “una llamada de atención en todo el planeta”.