La ministra de Economía, Nadia Calviño, durante la rueda de prensa.
La ministra de Economía, Nadia Calviño, durante la rueda de prensa. / EFE
Publicidad

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, afirmó ayer que no hay “ningún signo de ralentización” en la creación de empleo, ya que se ha acelerado al 3,2% el tasa interanual y no se ha registrado impacto de la subida del SMI por el momento, al tiempo que dijo que ve “claros signos de mejora” en la calidad del empleo y que la tasa de paro cerrará “incluso por debajo del 14%” este año.

En la rueda de prensa para analizar los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre, Calviño destacó que los datos han sido más positivos de los que preveía el Gobierno y defendió que se confirma la “positiva” evolución y el “notable dinamismo” del mercado laboral que se viene registrando en los últimos trimestres.

Calviño explicó que los datos del primer trimestre, con un aumento del paro en 49.900 personas a nivel trimestral y una bajada de la ocupación de 93.400 personas, suelen ser malos por el efecto “calendario” derivado del fin de la campaña navideña y por ser una temporada baja en el sector agrícola y turístico, especialmente este año al haber caído la Semana Santa en el mes de abril.

Asimismo, destacó que la ocupación, el indicador “más importante”, aumentó en 596.900 personas en los últimos 12 meses, lo que supone una creación de 1.600 empleos al día de media en el último año y que en el primer trimestre se ha acelerado la creación de empleo, hasta registrar una tasa interanual del 3,2%, la más alta de los tres últimos ejercicios, que ha permitido elevar el número de ocupados a 19,47 millones de personas, el mayor número en un primer trimestre en once años.

“No solo no se ve una ralentización clara de la creación de empleo, sino que la tasa de variación interanual del empleo se ha acelerado al 3,2% y se aproxima a la más alta registrada en esta fase de crecimiento económico”, enfatizó.

De igual forma, subrayó que el paro ha caído en 441.900 personas en el último año, con una bajada del 11,6%, a pesar de que la población activa se ha incrementado en 155.100 personas en el último año, acumulando cuatro trimestres consecutivos de aumento.

Reducción

Con ello, la tasa de paro se reduce en dos puntos, hasta el 14,7%. De hecho, Calviño indicó que la previsión del Gobierno es que la tasa de desempleo finalice el año en el 14% o “incluso por debajo”. “La tendencia es muy clara a la baja”, enfatizó.

Desde el Ministerio de Economía observan un aumento “muy importante” de la ocupación en los últimos 12 meses, que ha permitido absorber la mayor disposición de los españoles a participar en el mercado de trabajo (población activa) a la vez que seguir reduciendo el paro.

Respecto a las cifras trimestrales, Calviño indicó que a pesar de que la ocupación bajó en 93.400 personas respecto al último trimestre de 2018, el empleo indefinido aumentó en 89.900 personas y el temporal bajó en 185.800, con un alza del empleo en términos desestacionalizados del 0,76%. En cuanto al paro, que se elevó en 49.900 personas, en términos desestacionalizados se redujo un 2,9%. Según Calviño, si no se hubiese registrado un aumento de la población activa, no se habría registrado variación intertrimestral en el desempleo.