Cae una red de intercambio de pornografía infantil con 20 detenidos

Los implicados utilizaban nubes de almacenamiento para guardar los archivos pedófilos

63
Con las nubes de almacenamiento, los pedófilos conseguían una mayor accesibilidad desde cualquier dispositivo.
Con las nubes de almacenamiento, los pedófilos conseguían una mayor accesibilidad desde cualquier dispositivo. / e.p.
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a 20 personas, e investigado a otras diez, en una operación contra una red de intercambio de pornografía infantil a través de Internet, según informó el Ministerio del Interior.

Los implicados, presuntamente, utilizaban nubes de almacenamiento virtual para almacenar los archivos pedófilos y compartirlos con terceros con gran facilidad.

Tras analizar toda la información recopilada, los investigadores realizaron 30 registros en domicilios de Zaragoza (2), Valladolid (1), Barcelona (8), Vizcaya (3), Castellón (2), Pontevedra (1), Lugo (1), Madrid (4), Tenerife (1), Jaén (1), Granada (1), Málaga (2), Sevilla (1), Almería (1) y Córdoba (1), incautando abundante material informático.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una red de intercambio de material pedófilo a través de Internet. Los agentes constataron que los implicados utilizaban plataformas virtuales de almacenamiento para su actividad pedófila, al tener una mayor capacidad que los terminales informáticos usados habitualmente.

Con el uso de las nubes virtuales de almacenamiento, los pedófilos conseguían una mayor accesibilidad desde cualquier dispositivo, compartir los archivos con gran facilidad y borrarlos rápidamente si fuera necesario. Además, evita que sean localizados con facilidad en el caso de un registro policial o por personas de su entorno cercano.

detenciones

Como resultado final de la operación, los agentes detuvieron a 20 personas y otras 10 fueron investigadas. Entre los arrestados se encuentra un entrenador de un equipo de fútbol base de Barcelona, quien almacenaba gran cantidad de archivos pedófilos sin que se haya demostrado que abusara de ninguno de los menores a los que entrenaba.

En Sevilla fue detenido un jubilado que, a pesar de tener escasos conocimientos informáticos, había aprendido el uso de técnicas de encriptación y ocultamiento de archivos para cometer la ilícita actividad. En Madrid fue arrestado un varón con multitud de archivos que contenían fotografías pornográficas de la hija de un amigo, obtenidas al aprovecharse de las invitaciones de éste a su domicilio.

Además, en Zaragoza se detuvo a dos menores, de dieciséis años de edad. Durante el registro domiciliario, uno de ellos trató de borrar el contenido del material informático en donde se hallaban los archivos pedófilos buscados, teniendo que ser reducido por los agentes y posteriormente detenido.

Otro de los arrestados, un varón de cincuenta y cinco años detenido en Almería, contaba con antecedentes por abusos sexuales y utilizaba la conexión wifi de un bar próximo a su casa para tratar de evadir una investigación policial.