Botín pide a los políticos un pacto por una agenda reformista

La presidenta del Banco Santander aboga por huir del cortoplacismo para trabajar por el crecimiento inclusivo y la cohesión social, para lo que es necesario inversión empresarial

16
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante la junta general de accionistas.
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante la junta general de accionistas. / EFE
Publicidad

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, pidió a los partidos políticos españoles que sean claros, que huyan del “cortoplacismo” y que impulsen una agenda reformista con visión de largo plazo, el crecimiento inclusivo y la cohesión social, asumiendo que tras las próximas elecciones generales será necesario un pacto entre las distintas fuerzas para llegar a acuerdos.

Así lo manifestó durante su discurso inicial en la junta general de accionistas celebrada por la entidad en Santander, en la que reclamó a los políticos “responsabilidad y madurez” para alcanzar “un pacto por el crecimiento inclusivo”.

“Me gustaría pedir a los políticos que hablen claro. Tras las elecciones necesitamos huir del cortoplacismo e impulsar una agenda reformista con visión de largo plazo y la cohesión social, que solo es posible si los empresarios invierten y crean empleo”, defendió Botín justo en la jornada en la que comenzó la campaña electoral.

En esta línea, la directiva se mostró “orgullosa” de España y de sus fortalezas, pero apuntó la necesidad de un compromiso permanente con la educación “gobierne quien gobierne”, para lo que se requiere una economía que genere los recursos para financiar servicios públicos de calidad. “Una economía fuerte es la gallina de los huevos de oro”, defendió.

Para lograrlo, la presidenta del Santander apuntó que la sostenibilidad presupuestaria, las pensiones dignas pero sostenibles y la estabilidad institucional para atraer las inversiones son las líneas de la política económica que “funciona”.

Por otro lado, apuntó que España “puede y debe recuperar el protagonismo en la construcción europea”. “Trabajar por una mayor integración y participar de las decisiones es también nuestra labor. Construir Europa es política nacional, Europa es la solución y no el problema”, aseguró.

Durante su discurso, Ana Botín también señaló que la globalización, la revolución digital y el impacto de la crisis financiera han generado “oleadas de apoyo a favor de programas y políticos que cuestionan, y en ocasiones desean, debilitar el orden económico liberal sobre el que se ha construido la paz y prosperidad en Europa en las últimas décadas”.

En esta línea, advirtió de que el brexit es el “canario en la mina” que avisa de “los peligros” de ignorar estas oleadas o minimizar las preocupaciones de las personas sobre sus trabajos, prosperidad y futuro.