Bildu podría llegar a gobernar en 100 municipios del País Vasco y Navarra

En 88 localidades tiene mayoría absoluta y San Sebastián está muy cerca de su conquista.

1

Mientras son muchos los analistas, y algún político sensato -como el líder de IU, Cayo Lara-, que cree que una de las claves del gran triunfo de Bildu se ha cimentado en la «inmensa» campaña que los medios de comunicación le han hecho, la coalición sigue frotándose los ojos tras su espectacular resultado. Por de pronto, gobernará con mayoría absoluta en 88 municipios del País Vasco y Navarra, al tiempo que tendrá importantes opciones de dirigir los ayuntamientos de otras 25 localidades en las que ha sido la primera fuerza, aunque con mayoría simple. Éste es el caso de San Sebastián, donde el socialista Odón Elorza, tras más de 20 años con la vara, se quedará fuera. Ya lo dijo Basagoiti: «Cría cuervos…».

Por territorios, la alianza entre abertzales independientes, EA y Alternatiba ha sido la fuerza más votada en 56 localidades de Guipúzcoa, en 43 de ellas con mayoría absoluta, lo que le garantiza estar al frente de otros tantos ayuntamientos, algunos de tanta importancia por número de habitantes como los de Arrasate, Hernani o Azpeitia, y otros más pequeños, pero de gran simbolismo como el de Lizartza.

Conviene reseñar que en Zarauz, el cabeza de lista del PP, Rafael Olaizola, que volvió a ser amenazado con una diana como comentó en este diario hace una semana, se quedó solo en el Consistorio, pues su formación perdió un concejal. El emergente partido arrasó con nueve.

En Vizcaya, Bildu ha ganado en 28 municipios, 24 de ellos con una mayoría absoluta que le aupa automáticamente a los Gobiernos locales, por ejemplo, de Ondarroa y Gernika, poblaciones de peso por su cantidad de habitantes, como lo es también Elorrio, una de las cuatro en las que también ha vencido, pero con mayoría simple.

Los resultados en las regionales de Navarra también han sido muy buenos, logrando siete diputados por cuatro del PP, que también se estrenaba. Todo parece indicar que PSN y UPN están condenados a entenderse, y posiblemente los populares también ayuden.

La ronda de contactos comienza de inmediato

Mientras, la coalición no quiere perder tiempo en el análisis y los brindis, y anunció que iniciará de forma inminente el proceso para conformar Gobiernos en las dos principales instituciones guipuzcoanas, la Diputación y el Ayuntamiento de San Sebastián, donde ha sido la lista más votada.

Por otra parte, casi nadie habla de las reveladoras fotos de la fiesta de los independentistas, donde fueron recibidos como héroes históricos dirigentes de HB como Joseba Permach o Rufino Etxebarria, que se fundieron en sospechosos abrazos con los jefes de Bildu. Parece evidente la connivencia, aunque todos los partidos políticos, incluido el PP, están a verlas venir. Quizás por eso, el portavoz de este grupo, Pello Urizar, consideró que los resultados electorales de su formación implican «la retirada definitiva de ETA», y calificó a su grupo como «una apuesta por construir», que recibirá de las arcas del Estado medio millón de euros en concepto de subvenciones.

Parte de ellas las cobrará Pello Martínez de Eulate, que tiene en su haber dos txapelas en la modalidad de mano parejas en 2006 y 2007: será concejal en Pamplona.

Además, los dirigentes de la izquierda abertzale Marian Beitialarrangoitia y Txelui Moreno afirmaron que el «excelente» resultado electoral significa un «respaldo» y una «legitimación» de la «apuesta política» adoptada por este sector político «desde hace dos años».

Mientras, en Ajuria Enea, el líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, quizo tranquilizar al PSOE, «siempre que cumpla su palabra».