Bildu logra las Juntas de Guipúzcoa y pide al PSOE que negocie con ETA

Pese a que socialistas, ‘populares’ y ‘jeltzales’ exigieron al dirigente ‘abertzale’ que pidiera el fin de ETA, éste respondió solicitando la independencia y la liberación de los presos.

Y se hizo historia. Martín Garitano (Bildu) fue elegido ayer diputado general de Guipúzcoa en un pleno histórico en las Juntas Generales de este territorio otorgaron el poder en la institución foral a la coalición independentista después de dos décadas de Ejecutivos del PNV, compartidos con EA y PSE-EE.

Con esta elección, la izquierda abertzale, a través de Bildu -formada por EA, Alternatiba e independientes-, gobierna por primera vez en la provincia norteña y logra la mayor acumulación de poder institucional de su trayectoria, al sumar también el Ayuntamiento de San Sebastián y decenas de Alcaldías en todo el País Vasco y Navarra.

El periodista Martín Garitano, que, haciendo un guiño a Nelson Mandela, portó un pin con el número de recluso de Arnaldo Otegi, fue investido diputado general con la mayoría simple de 23 votos (22 de Bildu y uno de Aralar), lo que le convierte en el octavo presidente de la Diputación en la época democrática, seis de los cuales fueron del PNV y uno de EA.

Su elección fue facilitada por la falta de acuerdo entre el resto de partidos de la Cámara, derivada de la fractura entre el PNV y el PSE-EE tras la constitución de los ayuntamientos, el pasado 11 de junio.

Tal y como habían anunciado, PNV, PSE-EE y PP defendieron sus candidaturas y votaron a sus propios aspirantes, tras cruzar reproches sobre la responsabilidad de la ausencia de acuerdos.

Muy significativa resultó la presencia en la tribuna de invitados de destacados ex dirigentes de Batasuna, como Rufi Etxeberria y Joseba Permach.

En sus primeras palabras como diputado general, Garitano agradeció a quienes le votaron y a los que no, a su familia y a quienes «sufren una situación no legal», cuya «ansia democrática» debería ser un «ejemplo» para todos.

Por la mañana, en su discurso de presentación de candidatura, proclamó el inicio de una «nueva era histórica» en Euskadi y se comprometió a trabajar en favor de una «solución al conflicto político -término siempre usado por los batasunos-» en la que «todos salgan ganando». Así, defendió la necesidad de «hacer frente al sufrimiento de todas las víctimas», al tiempo que anunció que «en este nuevo ciclo» se tendrá que abordar «la cuestión de los presos». También consideró que corresponde a ETA y al Gobierno, «a través del diálogo», dar pasos para «superar definitivamente las consecuencias» del problema.

Además, abogó por acometer las reformas legales necesarias para que los vascos puedan elegir la independencia.

La exigencia a Bildu para que pida expresamente la desaparición de ETA fue compartida por los portavoces de PNV, PSE-EE y PP durante diferentes momentos del pleno, a lo que Garitano no respondió en su turno de réplica. Su silencio fue más que elocuente.

Por otra parte, el departamento vasco de Interior prohibió una manifestación convocada para hoy en Hernani (Guipúzcoa) al entender que pretende «ensalzar a miembros de organizaciones terroristas y humillar a las víctimas». Y es que coincide con un acto del programa de fiestas del Consistorio, controlado por Bildu, que es en favor de los represaliados del pueblo.

FuenteSpc San Sebastián
Compartir