El responsable de Gürtel en la Comunidad Valenciana, Álvaro Pérez, el Bigotes, en el Congreso de los Diputados.
El responsable de Gürtel en la Comunidad Valenciana, Álvaro Pérez, el Bigotes, en el Congreso de los Diputados. / EFE
Publicidad

Álvaro Pérez, responsable de la empresa ‘Orange Market’ de la red Gürtel, cree que en el caso de la supuesta financiación ilegal del PP no se han tomado todas las medidas que se debieran contra los donantes del partido, y en ese capítulo citó en concreto a Ignacio López del Hierro, marido de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal,
El que fuera conocido como ‘El Bigotes’, que cumple condena en la cárcel de Valdemoro (Madrid) por los contratos de ‘Gürtel’ para los espacios de la Generalitat Valenciana en Fitur y que también está acusado en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por la supuesta financiación ilegal del PP valenciano, compareció este martes ante la comisión de investigación sobre los casos que afectan al PP.

A su juicio, de los nombres de la supuesta financiación ilegal del PP “están los que han salido” y, si alguien falta por salir, son los donantes e invitó a examinar la lista y compararla con los contratos y obras públicas que recibieron.

Como hizo ante el tribunal que juzga la Gürtel valenciana en la Audiencia Nacional, Álvaro Pérez ha confirmado que en la Comunidad Valenciana fue Ricard Costa, con quien tenía hilo directo, quien les dijo que “la única manera de cobrar” era facturar a las empresas, pese a que le advirtieron de que “era un despropósito”. Y subrayó que esos empresarios pagaban “con alegría y felicidad”. “No he visto a ninguno llorar (comentó). Han llegado (al tribunal), han hablado y se han ido”.

Figuran como donantes

Según recordó Álvaro Pérez, él no aparece en los llamados ‘papeles’ del extesorero Luis Bárcenas, pero está compareciendo en la comisión de investigación, y en cambio “hay nombres de esa supuesta contabilidad paralela del PP que ni se les ha llamado a declarar ante ninguna instancia”, y citó en concreto dos nombres, Ignacio López del Hierro y Castillo, marido de Cospedal, y Ángel Pîñeiro, un amigo de la infancia del presidente Mariano Rajoy que fue su ‘edecán’.

“Figuran como atizantes (donantes), iban a soltar el mondongo. Y no les he visto en ningún juicio, no dicen ni pío. A lo mejor es que tienen algún privilegio (protestó). Me gustaría que vinieran mañana aquí como yo”.

Más adelante, abundaron en la cuestión subrayando que le llama “mucho la atención” que a estas dos personas, pese a estar citadas en los ‘papeles de Bárcenas’, no se les haya pedido explicaciones: “¿Dónde están esos señores, en qué banquillo están?”, se preguntó.

Cabecilla de Gürtel

El cabecilla de la Gürtel valenciana aprovechó para señalar en otro momento que, en cambio, hay secretarias de las empresas de la trama que ganaban 1.000 euros que están condenados a ocho años o funcionarios “condenados a un porrón de años” y que sólo “pasaban por ahí”.

Su conclusión es que en España “la Justicia no es igual para todos” y recordó que “el cuñado del rey”, Iñaki Urdangarín, está tan condenado como él pero mientras él cumple condena en la cárcel de Valdemoro, el marido de la infanta Cristina está en Ginebra (Suiza) esperando la revisión del Tribunal Supremo. “Nada que ver para unos y para otros”, remarcó.

Y cargó contra el ministro de Justicia, Rafael Catalá, por pedir “justicia ejemplar” para los implicados en casos de corrupción: “Parece un vendedor de ‘chochonas’. La Justicia tiene que ser justa, no ejemplar, y así lo dice el Tribunal Supremo”, sentenció Álvaro Pérez en su declaración.