La ley de 2015 castiga con hasta tres años de prisión por apología terrorista.
La ley de 2015 castiga con hasta tres años de prisión por apología terrorista. / e.p.
Publicidad

El Tribunal de Apelación de Gante (Bélgica) aplazó ayer su decisión sobre la extradición a España del rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido artísticamente como Valtònyc, y decidió remitir una pregunta prejudicial al Tribunal de Justicia de la UE en Luxemburgo (TUE) para que aclare si cabe aplicar la ley penal española de 2015 que castiga de forma más severa, con hasta tres años de prisión, la apología del terrorismo o la de 2012, cuando ocurrieron los hechos, en el marco de la Orden de Detención Europea.

“El tribunal no ha decidido todavía (sobre la extradición). Lo único que han decidido es que pedirán una pregunta técnica al tribunal europeo en Luxemburgo sobre la aplicación de la normativa de la Orden de Detención Europea”, explicó el abogado del rapero, Simon Bekaert, a la prensa a la salida de la vista judicial celebrada en la jornada de ayer.

El letrado belga explicó que en concreto “el Tribunal quiere saber qué ley penal español hay que tener en cuenta, la ley penal de 2015 o la que existía en 2012”, cuando ocurrieron los hechos por los que Valtònyc fue condenado en España, recordando que la ley penal de 2015 es “más severa” y prevé hasta un máximo de 3 años de prisión por apología del terrorismo frente al máximo de dos años de cárcel previstos en 2012.

Bekaert precisó que el Tribunal de Apelación de Gante sólo tomará una decisión “sobre la sustancia del asunto” una vez reciba “una respuesta” del Tribunal Europeo de Luxemburgo, algo que se podría demorar meses, sobre la aplicación retroactiva de la ley penal más severa para “imponer una condena mayor por hechos anteriores” y si “se puede tener en cuenta la ley más severa o no al juzgar técnicamente si es incluso posible extraditar”.

“Han retrasado al caso hasta el 22 de enero. Pero creo que no es muy probable que el Tribunal en Luxemburgo haya dado una respuesta antes de esa fecha, de modo que es muy posible que el 22 de enero el caso se aplace de nuevo”, precisó ante los principales medios de comunicación.

Incluso en el caso de que el Tribunal de Justicia de la UE estime “que se puede aplicar la actual ley española”, la justicia belga, puntualizó el letrado, no ha decidido “todavía si habrá o no extradición” y aclaró que el Tribunal de Apelación de Gante sólo se ha centrado este martes en el delito por apología del terrorismo.

Buenas noticias

El letrado del rapero calificó de “buenas noticias” la decisión del Tribunal de Apelación de Gante porque, en su opinión, “muestra que el Tribunal es muy prudente, muy cuidadoso”. “Es bueno que ahora las cosas se hayan llevado a una instancia superior europea para que a nivel europeo se pueda discutir la cuestión de la libertad de expresión y de la represión política”, aseguró Bekaert ante los medios.

Valtònyc también defendió que aunque Bélgica pasa “la pelota” a la Justicia europea porque “no se quiere mojar”, en su opinión, “esto crea un precedente” y confió en que el Tribunal de Luxemburgo “dedica que unas canciones no pueden ser terrorismo”, “lo que piensan todos y piensa cualquier país democrático en Europa”. “Por una canción no se puede ir a prisión”.