Batet ve difícil acordar el modelo de financiación en esta legislatura

La ministra reconoce la necesidad del acuerdo pero cree que no hay “margen de tiempo”

11
GENERALITAT Y GOBIERNO CHOCAN EN “PROCÉS” PERO SIGUEN DIÁLOGO VÍA COMISIONES
La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet. / Efe
Publicidad

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, indicó ayer en Mérida que “difícilmente” podrá haber un nuevo modelo de financiación autonómica en la presente legislatura, uno de los temas que abordarán el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, durante su reunión en septiembre.

Batet reconoció que el nuevo modelo de financiación es “muy necesario” tras más cuatro años de retraso, pero ha señalado que “con el margen de tiempo que da esta legislatura, difícilmente” habrá un nuevo modelo.

No obstante, recordó que en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) se ha constituido un grupo de trabajo para hablar de “suficiencia financiera” donde participan todas las comunidades autónomas y donde espera que se pueda “ir avanzando en puntos de acuerdo para que en un futuro no muy lejano, en la siguiente legislatura, acometer el modelo de financiación”.

La ministra realizó estas declaraciones en Mérida (Badajoz), a preguntas de los periodistas con motivo de una visita realizada al Museo Nacional de Arte Romano, en la que ha estado acompañada por el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, con quien ha dicho que hace semanas pudo verse para preparar la reunión que mantendrá con el presidente del Gobierno en septiembre.

Un encuentro en el que también se hablará del ferrocarril extremeño, sobre el que ha señalado que el Gobierno es “muy consciente” sobre la situación que atraviesa, si bien ha indicado que “no es un problema de los dos últimos meses”, sino que se lleva “mucho tiempo arrastrando” deficiencias.

Al respecto, aseguró que ha estado siguiendo las incidencias de los últimos meses, con retrasos, averías, e incluso un tren ardiendo, al tiempo que recordó el “compromiso firme” del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, acerca de la sustitución de los convoyes por otros más modernos “y a partir de ahí seguir avanzando lo más rápido posible para que la infraestructura tenga esa calificación que tanto se desea y no se ha alcanzado, que es la dignidad”.