Felipe VI recibe a Meritxell Batet en el Palacio de la Zarzuela. / EFE
Publicidad

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha remitido un escrito al Tribunal Supremo en el que consulta el alcance del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que previsiblemente conduciría a la suspensión de los presos del ‘procés’ que han obtenido un escaño.

Batet ha hecho esa consulta al presidente del Supremo, Carlos Lesmes, antes de convocar a la Mesa de la Cámara para decidir si suspende o no en sus funciones a los diputados Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez, según revelaron ayer fuentes del Supremo.

La presidenta del Congreso pide esta aclaración sobre el artículo que establece que cuando exista un procesamiento firme por delito de rebelión y se decrete la prisión provisional, el procesado que ostente un cargo público quede “automáticamente suspendido” de sus funciones.

La Fiscalía pidió ayer al Supremo que comunique al Congreso y al Senado que “deben proceder a la aplicación inmediata” del precepto legal que obliga a la suspensión de los presos del ‘procés’, juzgados por un delito de rebelión, que han obtenido escaño.

Es decir, tanto la Fiscalía como el Congreso piden al tribunal del ‘procés’ que se implique en resolver la situación tras la toma de posesión ayer de los cuatro diputados que, como el senador Raül Romeva, están en prisión preventiva por el proceso soberanista catalán.

De otro lado, la presidenta del Congreso comunicó oficialmente al rey en el Palacio de la Zarzuela la constitución de la cámara en la XIII legislatura, pero Felipe VI aún no fijará la fecha de su ronda de consultas para la investidura de un presidente del Gobierno.

Para iniciar esa ronda, que se baraja que pueda celebrarse en la primera semana de junio, deberá esperar a que Batet, más adelante, le traslade también oficialmente el listado de partidos que tienen representación en el Congreso.
Tras ser elegida en la sesión constitutiva de la cámara, la nueva presidenta acudió a Zarzuela para ser recibida por el Rey, quien mantuvo otra reunión con el presidente del Senado, Manuel Cruz.

Felipe VI saludó a Batet en el Salón de Audiencias del palacio y le dio la enhorabuena por su nombramiento después de que el martes lo hiciera ya telefónicamente. Los dos posaron para los informadores gráficos antes de trasladarse al despacho del monarca para mantener su primera reunión.

En el primer contacto entre el Rey y el nuevo presidente del Congreso, éste le comunica oficialmente la constitución de la cámara y es habitual que le traslade también el listado de partidos con representación parlamentaria.

Consultas

Es lo que ocurrió por ejemplo en los encuentros que mantuvo Felipe VI, respectivamente, con Patxi López y Ana Pastor tras las dos anteriores elecciones generales ya como jefe del Estado.

Pero en esta ocasión Batet se limitó a informar de la puesta en marcha de la nueva cámara, y será próximamente cuando comunique al Rey las fuerzas políticas presentes en la institución.

Una circunstancia condicionada por el hecho de estar en campaña para las elecciones europeas, municipales y autonómicas, y porque el Congreso tiene pendiente decidir si suspende sus derechos como parlamentarios a los diputados independentistas que están en prisión.

Entre ellos los de ERC, formación que decidió no acudir a las últimas rondas de consulta del Rey pero que si en esta ocasión lo hace podría intentar que se desplazara a Zarzuela alguno de sus parlamentarios encarcelados.

Con el listado que proporcione próximamente la presidenta del Congreso, la Casa Real fijará el orden de los contactos del monarca con los representantes de cada uno de los partidos para sondear si un candidato cuenta con suficientes apoyos para ser investido como presidente del Gobierno.