Ayuso desgrana su programa con guiños a Vox y bajadas de impuestos

La candidata del PP a la comunidad de Madrid apela al diálogo y el consenso por encima de “etiquetas partidistas” • Ciudadanos y Vox votarán previsiblemente a favor de su investidura

16
Ayuso finalizó su intervención con la ovación de PP y sin los aplausos del resto de bancadas, inlcuidos Cs y Vox.
Publicidad

La candidata del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, desgranó ayer su programa de Gobierno en el discurso de investidura, en el que anunció la “mayor” rebaja fiscal en la región e hizo guiños a Vox en asuntos como la violencia machista y los menores extranjeros no acompañados (menas).

Ayuso protagonizó la primera sesión del pleno de investidura celebrado ayer en la Asamblea de Madrid con su discurso, de alrededor de hora y media de duración.

La candidata finalizó su intervención con la ovación de los diputados del PP y la ausencia de aplausos en el resto de bancadas, incluidas las de Ciudadanos y Vox pese a que ambos partidos votarán hoy previsiblemente a favor de su investidura y el primero de ellos gobernará además en coalición con los populares.

Ayuso se comprometió a “gobernar para todos” con el apoyo de PP, Ciudadanos y Vox, formación a la que hizo guiños en distintos momentos de su discurso al incluir peticiones de la formación de ultra derecha, la mayoría de ellas incorporadas al pacto de gobierno en coalición suscrito entre populares y naranjas.

Así, Ayuso dijo que el sistema de identificación de los menores no acompañados (menas) tiene “mucho que mejorar”, ya que cree que es un “riesgo real que en un mismo espacio convivan pequeños y mayores de edad”.

Además, si es investida presidenta obligará a los centros educativos a anunciar su programación anual con anterioridad al plazo de inscripción, incluyendo las temáticas extracurriculares que contengan los principales talleres y charlas. Esta propuesta va en línea con la petición de información que hizo Vox en la Asamblea sobre los centros públicos y concertados que dan charlas LGTBI, que fue denunciada ante la Fiscalía por Unidas Podemos y que recientemente el partido de ultraderecha retiró con el fin de “reformularla” por cuestiones técnicas.

La candidata también se comprometió a buscar “la firma de acuerdos u otros protocolos que ayuden a acabar con el turismo sanitario” en la región, como pidió Vox, y se propuso como reto reducir las listas de espera sanitarias a la mitad.

En línea también con Vox, expresó su deseo de “erradicar la violencia contra las mujeres de nuestra región”, pero no se refirió específicamente este problema como violencia machista.

Pese a estos guiños, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, espera que Ayuso se comprometa con la formación en su discurso de hoy para apoyarla, porque considera que ayer se dirigió a los votantes del PP.

Ayuso, que apeló al diálogo y el consenso “por encima de etiquetas partidistas”, recordó el discurso de investidura de los presidentes madrileños Cristina Cifuentes, Esperanza Aguirre, Joaquín Leguina y Alberto Ruiz-Gallardón, aunque no mencionó ni a Ángel Garrido, ahora en las filas de Ciudadanos, ni a Ignacio González, procesado por el caso Lezo.

Programa

Entre los puntos de su programa de Gobierno, destaca la “mayor rebaja fiscal de la historia” de la región con una bajada de todos los tramos del IRPF que hará que se llegue a pagar hasta un 5,5% menos de este impuesto.

Ayuso se comprometió a reservar plazas en residencias de la Comunidad para que puedan estar juntos los mayores que tengan a cargo hijos adultos con discapacidad. Para favorecer la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, ampliará los horarios escolares y de los centros de cero a tres años.

Otras medidas son la ampliación de la línea 3 de Metro, la gratuidad del abono transporte a mayores de 65 años y la ayuda de hasta 10.000 euros a los autónomos que contraten a un empleado por tiempo indefinido.

Ayuso creará una consejería de Justicia, Interior y Víctimas del Terrorismo para “plantar cara a quienes pretenden tergiversar la historia y manchar su recuerdo” e impulsará un Pacto por la Ciencia de la Comunidad de Madrid.

Al final de su intervención, reiteró su “tolerancia cero” contra la corrupción, una afirmación que los partidos de la izquierda (PSOE-M, Podemos y Más Madrid) recibieron con aplausos sarcásticos.