Publicidad

Atlantia ha cedido y finalmente pedirá al Gobierno autorización para la OPA que ha formulado sobre Abertis, una operación valorada en 16.341 millones de euros que compite con otra oferta lanzada por ACS, pese a seguir considerando que esta solicitud de aprobación no es necesaria.

La compañía italiana ha optado por pedir el ‘visto bueno’ gubernamental a la operación “en beneficio” del mercado y de la propia Abertis y sus accionistas, y para evitar que la batalla de OPAs sobre este grupo de concesiones “se vea ralentizado”.

A pesar de ello, Atlantia asegura que la petición de solicitud “en nada desvirtúa ni modifica su posición jurídica al respecto”, esto es, su consideración de que no es precisa la autorización del Ejecutivo a la OPA. En este sentido, asegura “reservarse el derecho a la debida protección de sus legítimos intereses”.

En la misma línea, la firma trasalpina de autopistas y aeropuertos expresó su “plena confianza” en que las instituciones españolas realicen una evaluación “neutral, eficiente y objetiva” de las solicitudes administrativas de las dos OPAs planteadas sobre Abertis, por tratarse de “una operación de dimensión comunitaria”.

Argumentos

Atlantia hace así referencia a la oferta competidora de ACS, por valor de 18.900 millones de euros, que desde el primer momento pidió autorización al Gobierno, tal como en su momento desveló el Ministerio de Fomento.

La compañía que dirige Giovanni Castellucci pide finalmente autorización para la oferta, que anunció en mayo y lanzó formalmente en junio, después de que en el folleto explicativo de la operación indicara expresamente su convencimiento de que no es un trámite necesario.

La firma argumenta que no pretende hacerse con acciones de las sociedades concesionarias de las autopistas que explota Abertis, ni con acciones del operador de satélites Hispasat, sino con los títulos del grupo matriz.

Por contra, el Gobierno ha mantenido la necesidad de pronunciarse sobre la operación, dado que los activos que gestiona Abertis son titularidad última del Estado y estratégicos para el país.

Abertis es el primer grupo de autopistas de España, pues gestiona 1.559 kilómetros de la red de pago del país, el 60% del total. Además, una vez que materialice la compra de la participación de la francesa Eutelsat, controlará el 90,7% de Hispasat, si bien en este caso mantiene conversaciones con REE sobre la eventual venta de la firma de satélites.

Ante esta diferencia de pareceres, el Gobierno, a través del Ministerio de Fomento y del de Energía, remitió el pasado día 7 un requerimiento a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que le instaba a anular la autorización que dio a la OPA de Atlantia el 9 de octubre, dado que no contaba con la solicitud de visto bueno del Gobierno.

El supervisor del mercado cuenta con un mes, hasta el 7 de enero, para pronunciarse. Pese a que Atlantia ha cedido, la CNMV debe resolver los requerimientos.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir