El detenido experimentó un cambio drástico en sus hábitos de vida compartiendo acciones violentas por la red.
El detenido experimentó un cambio drástico en sus hábitos de vida compartiendo acciones violentas por la red. / e.p.
Publicidad

Un joven de 21 años y nacionalidad marroquí fue detenido ayer en Vitoria, en una operación llevada a cabo por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional junto con la Brigada Local de Información de Algeciras, por su presunta pertenencia a la organización terrorista Daesh, para la que supuestamente realizaba labores tanto de captación como de adoctrinamiento.

En esta operación, que contó también con la colaboración de la Brigada Provincial de Información de Vitoria, se realizaron tres registros, dos de ellos en domicilios de esta ciudad vasca y de Algeciras (Cádiz) y otro más en un locutorio de esta localidad gaditana que el detenido frecuentaba, según informó el Ministerio del Interior en un comunicado.

El arrestado, A. M. R. R., era conocido por su pertenencia a círculos radicales de ideología yihadista en la ciudad de Algeciras, donde residía habitualmente, según relató la Policía.

Incitación para atentar

Además, el cuerpo reveló que había experimentado “un drástico cambio en sus hábitos de vida y en sus manifestaciones, que se escoraron hacia postulados salafistas extremistas, llegando incluso a defender en las redes sociales acciones violentas perpetradas por organizaciones terroristas, especialmente Daesh”.

El detenido estuvo en contacto con otro individuo, arrestado a finales de 2017 en Marruecos, con el que se reunió en territorio marroquí, y mantuvo contactos en redes sociales y otras plataformas virtuales, cuyo objetivo final era cometer atentados.

La Policía ha podido acreditar que A. M. R. R., que utilizaba continuas medidas de seguridad como forma de protección —como usar aplicaciones seguras de mensajería instantánea y diferentes líneas de telefonía móvil—, ha empleado material audiovisual sobre la organización terrorista Daesh para “incitar al otro individuo a cometer atentados”.

El Ministerio del Interior destacó que la cooperación entre España y Marruecos y la permanente alerta de ambos países en el ámbito de la prevención, detección y neutralización de potenciales elementos terroristas, fructifica en operaciones como esta que permiten desactivar este tipo de amenazas a ambos lados del Estrecho de Gibraltar.

La investigación se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción Número 1 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.